Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David “Chato” Romero - dromero@larepublica.com.co Jueves, 22 de junio de 2017

En el Foro Declaración por la Transparencia, Maya dijo que hay que repensar la descentralización de los recursos que tienen como destino la financiación de campañas.

El contralor puso de ejemplo que una elección de gobernador de Bolívar puede costar $30.000 millones, mientras que un desembolso de $100.000 millones podría costar la elección de un gobernador en Casanare.

Maya Villazón indicó que la lucha contra la corrupción en el país no requiere de una mayor normatividad, sino que necesita un cambio de la actitud tanto de los funcionarios y servidores públicos como de los empresarios y el sector privado.

Posteriormente, el jefe del ente de control fiscal se refirió a las obras de la Refinería de Cartagena, y estimó que “Reficar es el monumento histórico a la falta de planeación”.

Maya puso otros ejemplos de las denuncias hechas por la entidad, como el caso de Saludcoop, donde “la Contraloría, encontró que se desviaron $1,4 billones del Fosyga, embargamos las cuentas por esos valores y una liquidadora levanta el embargo y vende la empresa”, lo que pone en duda la credibilidad y la confianza.

“Hay que limitar las cuantías de las condenas al Estado”, dice el contralor Maya

El contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, indicó que el pacto de transparencia que se firma hoy debe apostar a acabar con la corrupción y destruirla para que esta práctica no termine acabando con el Estado colombiano.

Entre las propuestas presentadas, también puso sobre la mesa que se le aplique las mismas condiciones al Estado en estos procesos como se realiza al sector privado en el que por esos procesos judiciales han terminado costando $11,2 billones.

Por esta razón, la Contraloría piensa proponer que se establezcan unos topes en las condenas tal y como ocurren, según Maya, en otros países como Francia.

El funcionario público indica que esto permitirá también en que la sociedad pueda unirse y deje la polarización para combatir la corrupción tanto en el sector público como en el privado.

De otra parte, el contralor señaló que una de las principales apuestas de la gestión pública es la descentralización que el país ha transitado desde que se decidió la elección popular de alcaldes y gobernadores.

“Una solución elemental es un pliego único de contratación para mejorar las buenas prácticas y en el que vemos que hay entidades han avanzado en ese punto”, dijo Maya.

Así mismo, uno de los retos de las entidades públicas en esa materia de descentralización es que las decisiones dejen de tomarse desde un escritorio en Bogotá. Sobre el uso de recursos de regalías, también se propone que se cree un fondo único y no los 32 que existen en la actualidad para el desembolso de las regalías.

Sin embargo, llamó la atención de la financiación de las campañas y puso de ejemplo que una elección de gobernador de Bolívar puede costar $30.000 millones, mientras que un desembolso de $100.000 millones podría costar la elección de un gobernador en Casanare.

En materia de educación, las apuestas del contralor Maya es que el país también se piense en la formación de calidad de los docentes que tienen a cargo ocho millones de estudiantes.

Maya Villazón indicó que la lucha contra la corrupción en el país no requiere de más normativa sino que necesita es de un cambio de la actitud tanto de los funcionarios y servidores públicos como de los empresarios y el sector privado.

“El partido más grande y con más poder en el país es el de los contratistas”, anotó el contralor.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.