Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co miércoles, 20 de mayo de 2020

La votación finalizó con 19 votos a favor y 12 en contra sobre la ponencia negativa que disputaron en la Cámara de Representantes

En la Cámara de Representantes no fue aprobada la proposición con la que terminaba el informe de ponencia negativa para el proyecto de ley que buscaba poner un impuesto de $6.000 por cada cajetilla de 20 cigarrillos con el fin de desincentivar el consumo y tener un mayor recaudo para el sector salud.

La votación, que se presenció en la Comisión Tercera, obtuvo 19 votos para el sí y 12 para el no, con lo que al ganar la ponencia negativa el proyecto no se aprobó.

El principal objetivo de la medida era “reglamentar medidas necesarias para desincentivar el consumo de cigarrillos, tabaco elaborado, cigarritos, tabacos, picadura de tabaco, rapé y chimú mediante medidas fiscales que, a su vez, contribuyan en el recaudo de recursos con la destinación desarrollada en las leyes aplicables a la materia”.

LOS CONTRASTES

  • Katherine MirandaRepresentante del Partido Alianza Verde

    “La Comisión Tercera archiva proyecto de ley en plena pandemia. Conociendo los factores de riesgo del tabaquismo, prefieren estar de lado de las grandes industrias y no de los ciudadanos”.

El senador Juan Luis Castro señaló que las cifras de cáncer se habían reducido desde que se implementó el primer impuesto al cigarrillo. “En Colombia, se mueren 34.800 personas al año (por esta enfermedad), entonces era un proyecto muy importante porque se iba a hacer un recaudo de más de $2 billones y se iba a desincentivar su consumo”, concluyó el congresista.

Según lo declarado en el proyecto de ley , con su aprobación, cada gramo de picadura, rapé o chimú iba a tener una tarifa de $500 con el impuesto de $6.000 por cada cajetilla de 20 cigarrillos.

El primer impuesto al cigarrillo al que se refiere el senador hace referencia a lo planteado en 2016 dentro de la Ley 1819 de ese año en la que se contemplaba un “impuesto saludable” respecto al consumo de cigarrillo. La Ley planteaba que el costo de los cigarrillos aumentaría de forma gradual; en 2017, $1.400 por cajetilla; en 2018; 2.100.

Esta medida contribuiría a un recaudo nacional con el impuesto y disminuiría la cifra de fumadores. Con lo que, al negarse el proyecto de ley para aumentar este impuesto nacional, el senador Castro señaló que se trataba de “un retroceso en medio de una pandemia en la cual se busca recaudar recursos para la salud. Además, sabiendo que el covid-19 afecta principalmente al sistema respiratorio”.

Al igual, representantes a la Cámara como Christian Garcés, del Centro Democrático y Katherine Miranda, del Partido Verde, también mostraron su rechazo a través de redes sociales a la decisión tomada en el debate en el Congreso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.