Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa domingo, 16 de junio de 2019

Un juez le concedió la libertad a José Hugo Chaux González, integrante de una familia a quien la Fiscalía presentó como presuntos testaferros

A mitad de la semana pasada un juez le concedió la libertad a José Hugo Chaux González, integrante de una familia a quien la Fiscalía presentó en febrero de este año como presuntos testaferros de dineros ilícitos obtenidos por el frente 16 del entonces bloque oriental de las desmovilizadas Farc. El ente acusador en su momento precisó que este clan compró varias propiedades gracias a recursos que obtuvieron del desaparecido jefe de esa guerrilla, Tomás Acacio Medina, también llamado 'Negro Acacio'.

Sin embargo, el funcionario judicial dijo que José Hugo se puede defender en libertad ya que el principal testigo de la Fiscalía no demostró ante el despacho la culpabilidad del joven en el delito de lavado de activos. Ese declarante es un viejo conocido de los estrados: Fernando Bahamón Céspedes.

No es el único proceso en el que aparece Bahamón Céspedes en la actualidad. La Fiscalía también lo tiene como uno de los declarantes en el expediente que se sigue en contra de Mauricio Ortiz Parra, un comerciante de Pitalito, Huila, a quien el ente acusador lo vincula con el homicidio del abogado Luis Gerardo Ochoa ocurrido en ese municipio el 6 de abril de 2017.

La teoría del ente acusador es que Ortiz Parra es una de las personas que habría ordenado el homicidio, hipótesis en su momento fue aceptada por un juez de garantías de Neiva que decidió la medida de aseguramiento en centro carcelario tras la imputación de los delitos por homicidio y porte de armas.

Bahamón Céspedes le dijo a la Fiscalía que conoció al hoy implicado en 2002, sin embargo, la abogada del procesado logró comprobar que para ese entonces el actual testigo se encontraba con medida de aseguramiento en una prisión.

“Fernando Bahamón Céspedes manifestó que conoce a mi cliente en Caquetá, lo que es imposible, porque en ese año, como lo certificó La Picota, estaba preso allá. Hay una certificación del Inpec y hay una certificación de la cárcel”, señaló María Paula Escorcia, la abogada de Ortiz Parra.

Pero no es la única irregularidad detectada en el expediente ya que el considerado testigo estrella de la Fiscalía dijo en algún momento que Ortiz Parra era familiar de Mauricio Parra Rodríguez, involucrado en el crimen de Luis Gerardo Ochoa y también investigado por el asesinato del dueño de Surtifruver, Jhonny Orjuela.

La Fiscalía aseguró en su acusación que Parra Rodríguez también sería una de las personas que ordenó el homicidio de Ochoa todo porque este habría descubierto unas presuntas anomalías en un proyecto de vivienda en el que el procesado tenía intereses.

“Bahamón manifestó que mi cliente era primo de Mauricio Parra Rodríguez, versión que es traída de los cabellos y desde un inicio se le demostró a la Fiscalía, con los registros civiles, que no había ningún vínculo familiar o contractual entre ellos”, sostuvo la abogada Escorcia.

Las próximas diligencias en el caso que se sigue contra Ortiz Parra serán las audiencias preparatorias de juicio programadas para el 6 y 12 próximos en los juzgados de Pitalito, Huila. Se prevé que la fiscal de apoyo que tiene el caso insista en darle credibilidad a los testimonios de Bahamón Céspedes, pese a que ya hay una orden de un juez para que la Fiscalía lo investigue por las declaraciones que dio en el proceso de los Chaux. Ese decisión fue tomada el 10 de abril por el juez 75 penal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.