Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrés Emilio Vargas - anvargas@larepublica.com.co martes, 19 de marzo de 2013

A la empresa panameñaTransworld International Z.L, que opera como distribuidora de licores en países del centro y sur de América, le negaron el registro del whisky Gran Par porque “su nombre comercial es confundible con Old Parr”, la marca de whisky de la multinacional Diageo Brands, que tiene a su cargo reconocidas bebidas como Johnnie Walker y Smirnoff.

Debido a que durante tres años se realizó un proceso en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), para tener el registro marcario de Gran Par y no hubo una respuesta afirmativa por parte de esta corporación, la empresa panameña procederá a cambiar el nombre comercial de esta bebida para estar en el mercado colombiano.

Sin embargo, de este ‘trámite’ se encargará Missiato, la fábrica de licores brasilera que produce esta bebida. El cambio en el nombre comercial le permitirá a la compañía panameña ‘ahorrarse problemas’ en el sur del continente, ya que en Perú, Bolivia y Ecuador, Diageo está presente, y hay una misma normatividad en esta materia dictada por la CAN, que le ocasionaría problemas similares.

Se espera que antes de diciembre ya esté la nueva marca. Usualmente cuando las empresas cambian el nombre de sus productos, deben construir nuevamente una reputación y posicionar la marca como si esta fuera nueva en el mercado. Ello implica más recursos para los canales de mercadeo.

La decisión de la SIC ha afectado el proceso de expansión de Transworld International Z.L,. ya que lleva más de tres años intentando operar de manera expansiva en Colombia. Para el gerente general de Transworld International ZL, Humberto Jara Fernández, “hay una injerencia de poder en la compañía opositora que motivó la decisión de negar el registro”. Sin embargo, no es la primera vez que la SIC ha negado el registro de una marca extranjera. Como se ha indicado en su jurisprudencia esta corporación “hace valer los derechos de las personas que previamente han registrado un signo”.

De este modo, en segunda instancia, y luego de que la compañía panameña presentara recurso de apelación por esta decisión, el superintendente delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño Fernández, confirmó la negativa para el ingreso de Gran Par al mercado colombiano y asimismo fundó la oposición de la multinacional Diageo Brands.

En escrito de resolución, la SIC indicó que “luego de hacer un análisis comparativo entre los signos se encontró que las marcas son similarmente confundibles”. Esta decisión se dio porque “al apreciarlas en conjunto se observa que las marcas representan en la mente la ideas o conceptos similares”, aseguró esta corporación. El punto por el cual se negó el registro se debió a la similitud fonética que se presentaba en la denominación. Así entonces, las palabras ‘Par’ y ‘Parr’ constituían un elemento claro para la confusión. De igual manera, los adjetivos ‘Gran’ y ‘Old’ “conllevan a que el consumidor asuma que los signos poseen una misma procedencia empresarial”, señaló la SIC. Incluso el elemento gráfico y la forma de la botella no sirvió como argumento para que ambas marcas pudieran convivir en el mercado. A esto se suma el hecho que ambos productos pertenecen a la clase 33 de la Clasificación Internacional de Niza.

Nueva competencia
Si esta marca de whisky entra al mercado, sería un competidor directo de Old Parr. 12 litros de Gran Par estarían entre US$60 y US$65. No obstante, esta carrera de bebidas ya empezó. La marca de whiskey Dumont, que hace parte del repertorio de Transworld International Z.L. como lo aseguró Humberto Jara “ya opera en Colombia en zonas como San Andrés y Maicao”. La empresa ofrece 14 productos, entre ellos vinos, vodka, whiskey y tequila. Tiene sus operaciones en la Zona Libre del Puerto de Colón pero su sede principal está en la ciudad de Panamá.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.