Colprensa Sábado, 10 de marzo de 2018

La Fuerza Pública anunció medidas especiales para garantizar la seguridad en las zonas más apartadas del país

Llegó la hora. Pasó la campaña y el domingo es el momento definitivo para que el país salga a escoger a los congresistas que, durante los próximos cuatro años, estarán en el Senado y la Cámara de Representantes, para legislar durante la transición de la guerra al postconflicto, etapa fundamental para consolidar la paz.

También será la primera ocasión en que más colombianos están habilitados para salir a las urnas. Lo podrán hacer 36.418.741 personas, 18.605.726 son mujeres y 17.418.741 son hombres.

Los beneficios de la terminación del conflicto con las FARC (ya desmovilizadas desde el año pasado), la tregua unilateral que determinaron en los últimos días lo grupos ilegales armados como el ELN y las bacrim de las Autodefensas Gaitanistas, llevarán a que ninguno de los 11.231 puestos de votación instalados a lo largo y ancho del país se hayan tenido que mover. En total serán 103.345 mesas dispuestas para votar en una jornada que irá desde las 8:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

El gran reto es que en esta elección de Congreso se baje el abstencionismo. Hace cuatro años votaron para Senado de la República 14,3 millones de personas, que frente al censo electoral de los 32,7 millones significó que 56,2% dejaron de salir a las urnas.

Ese abstencionismo, igualmente se ha advertido puede ser alto en el exterior, en donde hay 719.000 ciudadanos habilitados para sufragar (380.924 son mujeres y 338.076 son hombres), en 1174 mesas que se ubicarán en 235 puestos de votación. Esa votación arrancó desde el lunes 5 y cerrarán el domingo. Tanto en Colombia como en las mesas del exterior, estarán como jurados de las mesas de votación 688.537 ciudadanos.

La importancia de estas justas electorales precisamente las resaltó el presidente Juan Manuel Santos, quien le dijo a los colombianos que el domingo hay una cita con la historia y con el futuro del país, “voten por ustedes y por sus hijos, por sus valores y sus convicciones, voten por los candidatos de su preferencia y por quienes les den la confianza de que trabajarán con honestidad y transparencia por Colombia y sus regiones”.

“Voten libres de cualquier presión y de cualquier condicionamiento, pero los invito a que, entre todos, logremos que estas elecciones se desarrollen en forma tranquila. Sin agresiones, sin violencia de ningún tipo. Necesitamos un país en el que nadie sea atacado por sus ideas y en el que nadie use las armas para defender sus convicciones políticas”, indicó el jefe del Estado.

En un último reporte dado por el ministro del Interior, Guillermo Rivera, este aseguró que no hay decisión de mover ninguna de las mesas de votación de sus lugares. “Estas elecciones van a cambiar radicalmente la realidad de quienes vivieron en el conflicto armado y ojalá se animen a votar”, indicó.

DEL MONTE AL CONGRESO

Y como pocas veces en la reciente historia de Colombia esta elección del Congreso está marcada por una campaña presidencial que se impuso sobre la de Senado y la Cámara, al punto que, según analistas, la misma llegó a polarizar al país entre la izquierda y la derecha.

Sin embargo, lo que votarán el domingo los colombianos tiene un elemento particular, la aparición en los tarjetones de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, la antigua FARC, que durante más de 54 años combatió, pero que lleva en esta ocasión a sus candidatos a las urnas.

Sin importar que las FARC alcancen el umbral mínimo de votación, en cumplimiento a los acuerdos de La Habana, tendrán diez curules (5 en Senado y 5 en Cámara), así lo determinó el Acto Legislativo 03 de 2017, en donde se definió que estarán por dos periodos legislativos, ocho años.

Los colombianos que quieran votar por las FARC encontrarán que aspiran con una lista cerrada para ambas corporaciones. De no suceder nada anormal, el domingo los senadores que tendrá las FARC serán Iván Márquez, Pablo Catatumbo Torres Victoria, Victoria Sandino, Julián Gallo Cubillos y Griselda Lobo Silva.

Los cinco representantes serán en Bogotá, Byron Yepes; en Antioquia, Olmedo Ruiz; en el Valle del Cauca, Marco León Calarcá; Jesús Santrich, por Atlántico, y por Santander, Jairo Quintero. Si las FARC quieren ganar más curules deben pasar el umbral en cada corporación.

La no presencia de las FARC en esta oportunidad como un actor armado llamó la atención del presidente Santos, quien en la alocución a los colombianos para que salgan a votar el domingo, así lo destacó. “El próximo domingo, cuando salgamos a elegir al nuevo Congreso de la República, estaremos viviendo unas elecciones sin precedentes. Además, esta va a ser la primera jornada electoral en medio siglo en la que votaremos en paz, sin las FARC como grupo armado sino como partido político. De eso se trataba el proceso de paz”, aseguró Santos.

En total hay 2736 candidatos tanto para Senado como para la Cámara de Representantes. De todos estos postulados el Senado de la República desde el 20 de julio tendrá a 108 senadores, 107 de ellos se eligen el domingo así, 100 por la circunscripción nacional, dos para los indígenas y cinco de las FARC. El senador 108 será el candidato perdedor de las elecciones presidenciales en la segunda vuelta.

Mientras que en la Cámara serán 173, de ellos cinco serán de las FARC, 167 de las circunscripciones regionales, negritudes, indígenas y el colombiano en el exterior. La número 173 será para el candidato a la Vicepresidencia de la República perdedor en la segunda vuelta.

En la actualidad el mapa político del Congreso de la República muestra que el Partido de la U es el mayoritario, seguido de Centro Democrático (uribismo), conservadores, liberales, el Polo Democrático, la Alianza Verde, Opción Ciudadana, y grupos minoritarios como Mira, los indígenas y las negritudes.

Sumado a estos partidos, para el domingo figura otro movimiento político que es el denominado Decentes, que es la lista que integró el precandidato de la izquierda Gustavo Petro y sectores de la UP y la candidata a la vicepresidencia a la República en la fórmula liberal, Clara López.

LAS CONSULTAS

Junto a las elecciones del Senado y la Cámara de Representantes, los colombianos podrán participar el domingo en la votación de las consultas interpartidistas que se han reconocido como la de derecha y la izquierda.

Para sufragar en las mismas no es obligación ser militante de los partidos que las convocaron, esto porque son abiertas, sin embargo, el elector sólo podrá votar por una de las dos.

La votación de la consulta de la derecha tiene como aspirantes al senador y miembro del Centro Democrático, Iván Duque; la independiente y exministra Marta Lucía Ramírez; y el independiente y exprocurador Alejandro Ordóñez.

Por la izquierda están los exalcaldes de Bogotá, Gustavo Petro, y de Santa Marta, Carlos Caicedo Omar.

De ambas consultas saldrá un candidato presidencial, quienes tendrán plazo hasta el 16 de marzo para inscribir la candidatura. Por ahora se sabe que dentro de los acuerdos de los candidatos de la derecha se definió que el segundo en la misma será el candidato a la vicepresidencia, mientras que en la consulta de la izquierda Petro y Caicedo están en la libertad de escoger quién será el vicepresidente