Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe miércoles, 6 de noviembre de 2013

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), exigió a la Compañía Agrícola La Sierra, filial de la chilena Maderas El Cóndor, abandonar el territorio tras acusarla de comprar, “con artimañas”, los títulos de 22.000 hectáreas unos 100 predios, en varios municipios del Nordeste Alto y Bajo Cauca Antioqueños.

Agrícola La Sierra está ligada a los empresarios chilenos Ítalo Zunino (Maderas Cóndor), Alejandro Sáenz (Madesal) y Antonio Tuset, quienes ingresaron hace unos siete años al mercado colombiano y que hasta el año pasado habían invertido sobre US$ 40 millones en compra de suelos para plantar 30 mil hectáreas en el departamento de Antioquía, en Colombia. El plan era llegar a las 24.000 hectáreas de plantaciones.

Según un comunicado desplegado por la guerrilla se trata “de tierra de campesinos pobres”, las cuales están “sembradas con pino, árbol no nativo, generando un gran impacto ambiental y social en el territorio”, según dice el texto.

El grupo cafetero recordó además que el 30 de julio de 2012 retuvo al ingeniero Andrés Montes Ceballos; quien llevaba cinco años trabajando como contratista de dicha empresa. “Al día de hoy, el ingeniero sigue retenido y goza de buen estado de salud”, aseguraron.

“Teniendo en cuenta, primero, que a lo largo de más un año la empresa no ha mostrado voluntad para resarcir los perjuicios ocasionados al ambiente y a las comunidades de la región y segundo, no han mostrado ningún interés en gestionar la libertad del ingeniero; por lo tanto, debe abandonar el país”, exigió el ELN.

Según el documento de dicha organización “la transnacional chilena ha sido reacia a reconocer el impacto negativo de dicha inversión, amparada en las políticas entreguistas, en general de todos los gobiernos neoliberales y en particular del gobierno Santos; políticas que garantizan las ganancias para el capital extranjero en detrimento de nuestra soberanía, desplazando la pequeña y mediana empresa nacional”.

“Por razones humanitarias, el Ejército de Liberación Nacional ha decidido dejar en libertad al ingeniero. En tal sentido, esperamos un pronunciamiento de la empresa antes de conformar la comisión humanitaria encargada de recibirlo”, finaliza el texto. Hasta el cierre de esta edición DF intentó contactarse con la compañía chilena sin éxito. No obstante, cercanos a la forestal señalaron que no se podían pronunciar al respecto debido a que no tenían una información formal del caso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.