Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 23 de octubre de 2014

En debate de la Asamblea Departamental de Bucaramanga se revisó el cumplimiento de la Ley de Víctimas (Ley 1448) y se propuso evaluar el presupuesto.

La continuidad de los hostigamientos por parte de grupos armados, la presencia de paramilitares en la región y la falta de acompañamiento del gobierno departamental en el proceso de atención a las víctimas, fueron denunciadas por líderes y voceros de organizaciones que buscan una reparación integral.

De acuerdo con el coordinador de la Mesa Departamental de Víctimas, Miguel de la Vega, quien actualmente es objeto de hostigamientos por parte de grupos delincuenciales, “hay falta de compromiso de las autoridades, de las organizaciones y la Gobernación de Santander que tienen una actitud apática”.

El vocero de las víctimas añadió que a las más de 60.000 familias victimizadas les preocupa que los victimarios “están a punto de salir de las cárceles y ¿qué va a pasar con nosotros?”.

Al respecto, el diputado Carlos Alberto Morales, del Partido Liberal, pidió a la Gobernación de Santander reforzar el acompañamiento y ajustar el presupuesto.

“Es importante la ejecución de los recursos. Termina de ejecutarse esta vigencia y los proyectos no se han cumplido y ejecutado en su totalidad y la Asamblea hoy le pide al Gobierno de Santander que haya atención prioritaria para las víctimas, que se ejecuten los recursos planteados en el presupuesto de la vigencia y se garantice la atención plena acorde a lo establecido en la Ley 1448”, aseguró el diputado Morales.

Con esto, agregó que el presupuesto de la próxima vigencia debería ser mayor a los $1.200 millones aproximadamente, que contempla para la atención de víctimas en 2015. “…Eso es realmente ínfimo comparado con todos los requerimientos y peticiones que urgen para la atención de las víctimas. Además, hay rubros en materia de derechos humanos que están en ceros y son fundamentales y estratégicos en lo que se refiere a la atención a víctimas”, concluyó.

Los defensores estamos solos, se maquillan cifras
La defensora de Derechos Humanos con los comités de solidaridad con los procesos políticos - seccional Santander, Paula Andrea Arciniegas, pidió a la Asamblea de Santander que abogue para que el gobierno departamental implemente políticas confiables. “La situación en derecho humanos en Santander es álgida, se maquillan las cifras de homicidios y hostigamientos por parte de las instituciones como Policía y Ejército.

Faltan garantías con los jóvenes y desplazados; los mismos defensores nos estamos viendo solos en este trabajo, pareciera que nadáramos contra la corriente.

El paramilitarismo en Colombia continúa operando y es una realidad, disfrazado con otros nombres como las Bacrim, ‘Los Rastrojos’ y los ‘Los Urabeños’.

En el Magdalena Medio es alarmante la situación y no sólo de paramilitarismo sino de todos los actores.

Al respecto, la secretaria del Interior Janeth Mojica, aseguró que la seguridad se está reforzando en estas regiones y producto de ello en Barrancabermeja, por ejemplo, se han reducido los homicidios en un 13% pasando de 61 en 2013 a 52 en lo corrido de 2014.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.