Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla Miércoles, 9 de enero de 2019

El Superintendente Andrés Barreto hizo un balance sobre sus primer semestre al frente de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Una de las entidades encargadas de garantizar el debido proceso para el ejercicio comercial y mercantil en Colombia, es la Superintendencia de Industria y Comercio. En la administración pasada, encabezada por Pablo Robledo, se consiguieron avances importantes para develar los casos de colusión en contratos de contratación pública y revelar grandes escándalos de violación al régimen de competencia a nivel nacional.

Andrés Barreto, el nuevo superintendente, recibió una serie de investigaciones relacionadas con los contratos del Consorcio Ruta del Sol (conformado por Odebrecht y Episol, filial de Corficolombiana), también recibió avances en la investigación de TicketShop, junto a otros sonados casos de perturbaciones dentro del mercado de la competencia comercial.

Sobre sus primeros seis meses al frente de la Entidad, Barreto habló con AL y comentó cuáles son las apuestas que tiene la entidad para este 2019.

Pasados seis meses desde que asumió la dirección de la entidad ¿cuáles son los principales retos que se han manejado en la Superintendencia?

Lo primero es que vamos a continuar lo que se viene construyendo desde administraciones pasadas. Vamos a organizarnos en materia de competencia, porque han llegado casos de suma complejidad jurídica que requieren unos conceptos técnicos para la toma de decisiones. También contamos con unos niveles muy altos de cumplimiento con las seis delegaturas. Pero tenemos tres retos claros: mejorar el servicio al ciudadano, ampliar la cobertura de protección al consumidor y ser más estrictos contra las conductas anticompetitivas.

¿Cuál es el balance dentro de las sanciones por violación del régimen de competencia?

En este momento, en el despacho contamos con siete casos para decisión. La mayoría de estos casos se relacionan con colusiones en contratos de infraestructura dentro del sector público. Sin embargo, estos cuentan con reserva legal y serán revelados en su momento. Por ahora estamos enfilando nuestras estrategias de investigación.

Frente a los casos que teníamos con anterioridad, puedo decir que tuvimos que evacuar más de diez casos que son de público conocimiento, entre ellos el de Odebrecht y Ruta del Sol II.

¿Cómo ha avanzado la investigación sobre Odebrecht?

Lo primero que hay que dejar salvedad sobre este caso es que Robledo dejó aperturada la investigación, en este sentido, es la delegatura encargada la que está desarrollando el caso, que por lo demás, es sumamente complejo. El volumen de este contrato de infraestructura y los movimientos dentro del consorcio cuenta con algo más de 2 millones de folios, solamente en análisis documental. En esta parte, es la superintendencia delegada la que construye la investigación y yo soy la segunda parte del proceso. Tan pronto perfilemos las sanciones y la celeridad del caso, la investigación se remitirá a un comité especializado, el cual considerará que tan viable es imponer una sanción contra las empresas del consorcio.

¿Hay más empresas que estén involucradas en este caso?

La complejidad del caso Odebrecht consiste en que hay más de un consorcio involucrado. Nosotros, hasta ahora, estamos investigando las irregularidades en el caso que involucra a las filiales de Odebrecht y a Episol. Por eso es que debemos ser muy precisos dentro del acervo investigativo, para no fallar a la hora de imponer una sanción.

¿Cuánto tiempo tienen para eso?

Por términos procesales, tenemos 18 meses para que la investigación entre al despacho del superintendente. El ideal es realizar el proceso investigativo de la manera más proba y célere posible. Lo que se ha pedido a la delegatura es que entregue el informe motivado a mediados de este año. Lo importante es que el proceso sea rápido, sin vulnerar el debido proceso.

¿Las actuaciones de Episol como miembro del consorcio podría afectar a Corficolombiana o al Grupo Aval?

Este es un terreno de especulación, porque esto depende en el grado de responsabilidad, la graduación de la conducta, el grado de la sanción y la afectación de la conducta. Otro punto es ver en qué porcentaje participa Corficolombiana como controlante de Episol. Esto es generar una cadena de imputación muy alta, por eso existe una dilución de la responsabilidad en cada uno de las compañías.

Pero precisamente para eso las empresas realizan consorcios y por eso se tiene que ser muy cuidadoso y muy prudente. En este momento, el caso aún se está construyendo, por eso es que aún no se han trazado estos niveles de responsabilidad.

Otro caso importante que dejó Robledo fue la investigación contra TicketShop y la Federación Colombiana de Fútbol ¿Cuándo llegará la conclusión y las posibles sanciones?

La situación está para toma de decisiones, los apoderados de la empresa y la federación están recurriendo las decisiones y están presentando sus argumentos. Algo que es completamente válido y útil en esta clase de casos. El año pasado terminamos esta fase y esperamos que en los primeros meses de este año ya deberíamos tener una conclusión al respecto. Lo que pasa es que todos estos casos que se construyen acá, independientemente del quién es el cómo, y el cómo es la entidad.

No es que los superintendentes realicen estas investigaciones de manera caprichosa, sino que a nuestra entidad llegan diferentes tipos de información, con lo que buscamos construir casos completamente sólidos para solventar estas situaciones. Desde la perspectiva propia del derecho a la competencia, hay que ser muy selectivo para ser efectivo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.