Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 22 de octubre de 2014

De la Calle, sin embargo, aclaró que "no ha habido acuerdo sobre estas circunscripciones especiales". 

El jefe negociador explicó que "los campesinos de estas zona no son terroristas, como dice el Centro Democrático", y explicó que el propósito de estas circunscripciones transitorias especiales "es que quienes allí habitan tengan durante un periodo breve de transición tengan mayor Representación en la Cámara, no es ningún regalo al terrorismo". 

Por último, dijo que la razón por la cual los partidos tradicionales no pueden competir allí "es porque han obtenido representaciones en otros departamentos y de lo que se trata es de evitar que los partidos se apoderen de estas circunscripciones". 

Cambiar armas por urnas
“Frente a la participación política, lo elemental es que los grupos armados dejen las armas y tengan participación en los procesos democráticos. De lo que se trata es de cambiar armas por urnas, ese es el centro de gravedad de este proceso de paz", afirmó categóricamente el jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle Lombana. 

De la Calle agregó que en el final de cualquier conflicto hay que abrirles espacios de participación en política para quienes dejen las armas y darles garantía de ejercido de la participación política. 

"Obvio que la condición necesaria es la dejación de las armas y la proscripción de la violencia como método de acción política", insistió. 

El jefe negociador advirtió que "es necesario promover la participación política en especial en las zonas en conflicto", y que por lo mismo "hay necesidad de abrir nuevos espacios a otros movimientos que surjan en esa transición". 

El narcotráfico está sobre la mesa para ponerle punto final
 “Es claro el reconocimiento y el propósito de contribuir al esclarecimiento del narcotráfico”, dijo Humberto De la Calle Lombana al afirmar que las Farc se comprometen a poner final a cualquier relación con las drogas ilícitas. 

Esta fue otra de las respuestas que desde el Gobierno Nacional se dio a las críticas hechas por el Centro Democrático y que consignó en 52 puntos. 

De la misma manera se vincula a la comunidad y a las autoridades locales para que se creen acuerdos de sustitución que se da entre el programa y las comunidades. Esta es la base del acuerdo, y si hay familias que se resistan a ello, se dispondrán acuerdos para atender las necesidades de estas personas. 

Dejación de armas
Sobre las zonas de reserva campesina, Humberto de la Calle dijo que esas zonas fueron creadas desde 1994, mediante ley, y advirtió que nunca se puede afirmar que dichas zonas serán un corredor para la guerrilla. 

“La dejación de armas es una elemento esencial, por lo que no serán corredores para terroristas armados”, dijo De la Calle y agregó que en el acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de la paz estable, “las Farc aceptaron por primera vez en la historia la dejación de armas”. 

“La construcción de paz bajo una veeduría armada de las Farc es inadmisible”, dijo De la Calle en respuesta a las críticas del Centro Democrático, y señaló que “cualquier afirmación es una especulación. No habrá una paz armada”. 

"La economía campesina no está en riesgo"
“El papel de la economía campesina se atiende en coexistencia y articulación complementaria con otras formas de producción agraria”, dijo Humberto de la Calle al desestimar riesgos para la propiedad privada, tal como lo ha mencionado el Centro Democrático en sus 52 reproches al proceso de paz que se cumple en La Habana, Cuba, con la guerrilla de las Farc. 

“La expresión trabajador agrario es usada por la Constitución”, citó De la Calle, al rechazar que ese término sea atribuido al uso exclusivo de las Farc. 

A su turni, Sergio Jaramillo, Alto Comisionado de Paz, al intervenir en la respuesta al Centro Democrático desestimó que se esté validando el discurso de las Farc, “de nada sirve que se desmovilice un grupo armado y nada cambie en el campo”, dijo. 

Jaramillo añadió que le extraña la desconfianza que el Centro Democrático tiene para con los campesinos. “La manipulación de las comunidades es vinculada con el uso de la tierra”, afirmó Jaramillom, y agregó la idea es que la vocación de la tierra se acerque más con modelo de desarrollo sostenible. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.