Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Viernes, 9 de diciembre de 2016

Esto tras un vuelo de 10 horas y media en el que su comitiva tuvo tiempo hasta de jugar cartas.

El avión Júpiter que es conocido por su gran dimensión y que llevó durante el vuelo la bandera blanca de la paz usada en las firmas de los acuerdos, estaba divido en tres secciones: una, en la que estaban el presidente; su esposa, María Clemencia Rodríguez; el jefe negociador de La Habana, Humberto de la Calle, el expresidente Ernesto Samper, y el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

En la segunda estaban Frank Pearl, la canciller María Ángela Holguín, el negociador Sergio Jaramillo, Álvaro Leyva; el alto consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo; el escritor Héctor Abad Faciolince; los tres hermanos del presidente Enrique, Felipe y Luis Fernando, el exministro Yesid Reyes; el senador Roy Barreras y los hijos del mandatario: María Antonia y su esposo, y Martín Santos.

Los temas de discusión

Durante el viaje los temas fueron diversos, desde qué pasará si la Corte no aprueba el Fast Track, cuáles son las dificultades para la negociación con el ELN y por supuesto las elecciones del 2018.

Sobre la Corte, Leyva dijo: “Ese es un temor, a mí la Corte no me impresiona para nada. No hay Corte en el mundo que se pueda pronunciar en contra de los acuerdos (…)”.

Leyva aseguró que el derecho tiene que estar al servicio de la paz y por ello no se debería ser temeroso con las decisiones que pueda llevar a tomar la Corte Constitucional sobre el procedimiento abreviado legislativo para la implementación. Y sobre ese mismo tema Humberto de la Calle  insistió en que si no se habilita su uso el proceso de paz no se hará.

Piedad Córdoba, Frank Pearl y el general Jorge Enrique Mora hablaron del ELN, mientras que la canciller Holguín y el expresidente Samper hablaron de la situación de Venezuela.

Samper y de la Calle

Pero de todos los temas tratados lo que más llamó la atención fue el encuentro entre el expresidente Samper y el negociador Humberto de la Calle, que este definió como reconciliación pero no reagrupamiento.

Los dos, y casi todos los invitados fueron a reunirse con las víctimas y los periodistas, y cuando llegó el expresidente Samper saludó mencionando la candidatura presidencial de De La Calle.

“Dijo que venía por whisky y se quedó con los periodistas, es candidato presidencial”, dijo el expresidente lo que le dio risa al negociador pero no emitió mayor comentario.

Después se fue el negociador entre risas y chistes y Samper aprovechó para darle un consejo al senador Roy Barreras sobre lo que se necesita para las elecciones de 2018: la inclusión de movimientos. Para el expresidente toca salirse de los partidos políticos y tratar de buscar una unidad mayor alrededor de lo que sigue que es lograra las transformaciones que se necesitan para que haya paz.

En definitiva, las más de 10 horas de vuelo les permitieron a todos relajarse un poco y compartir.

Regalo para los reyes y el Papa Francisco

La primera dama María Clemencia Rodríguez, quien no ha podido disimular su alegría por el evento, contó del regalo para los Reyes y el Papa Francisco, que visitarán a partir del 16 de diciembre.

“Vamos a llevar una escultura, una obra de arte muy bonita, muy simbólica, muy significativa, es una corona con el símbolo de la paz hecho por nuestra gran artista Ana González que más que artista es un gran ser humano, y  está inspirada en la fauna y en la flora del Amazonas”, dijo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.