Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Miércoles, 22 de julio de 2015

La extranjera pretendía distinguir “producto farmacéutico de uso humano, en especial analgésico”, en clase 5 de acuerdo con la Clasificación Internacional de Niza.

Sin embargo, la Dirección de Signos Distintivos, en primera instancia, negó el registro de la marca por su similitud con el signo registrado por la nacional, Dolofen Forte.

La alemana, fundada en 1948, interpuso recurso de apelación ante el despacho de José Luis Londoño Fernández, superintendente Delegado para la Propiedad Industrial.

Alegó que la SIC en casos anteriores, “prácticamente iguales al aquí discutido” si aceptó el registro de las marcas solicitadas.

Por eso, para el apoderado de la solicitante de negarse la inscripción, en segunda instancia, “se estaría violando el artículo 13 de la Constitución Política de Colombia que habla del derecho a la igualdad que debe tener la administración con los administrados, ya que le estarían concediendo unos derechos a un persona y los mismos derechos se le estarían negando a otra”, enfatizó.

Adicionalmente, la firma con domicilio en Munich, manifestó que la expresión en conjunto es diferente a la registrada, pues contiene un elemento gráfico y además, “es una invención fantástica de características especiales”.

Para Andrés Peña, especialista en Propiedad Industrial de la Universidad Externado de Colombia, en pleitos por el registro marcario de signos en clase 5, la SIC es cuidadosa y ante cualquier indicio de posible confusión siempre negará el signo solicitado. “Pues estos productos pueden causar serias consecuencias a la salud humana”.

Por su parte, la Delegatura consideró que entre los signos existen similitudes, pues al apreciarlos en conjunto se observa que ortográfica y fonéticamente son confundibles.

“Si bien los términos Dolo, el cual evoca un producto para aliviar el dolor; y Forte están en diferente orden en las expresiones, dicha colocación no dota a la marca de la suficiente distintividad para ser registrable, pues el riesgo de confusión y asociación es alto”, expresó la Delegatura.

Igualmente, la SIC dijo que conceptualmente, los signos también guardan una estrecha relación, “en la medida en que se trata de un juego de palabras que genera la idea de productos destinados a aliviar el dolor y al concepto de fuerza”, ratificó el ente de control.  

Finalmente, para la SIC, que los signos pretendan distinguir productos de la misma clase podría generar confusión. Así las cosas, no avaló el signo.

Antecedentes
La corporación alemana está ubicada en Munich, capital del estado federado de Baviera. La firma tiene un fuerte enfoque en los mercados de exportación y en la actualidad suministra medicina a más de 50 países de todo el mundo. En Alemania, específicamente, los productos se  comercilizan a través de acuerdos de co-marketing con otras firmas. 

Las opiniones

Andrés Peña
Esp. en Propiedad Industrial de uexternado

“Ante cualquier indicio de confusión entre las marcas en disputa es mejor negar la solicitud debido a que estos productos de la clase 5 pueden causar serias consecuencias a la salud humana”.