Colprensa Sábado, 4 de noviembre de 2017

Bernardo Beltrán Hernández, víctima fatal en la toma y retoma del Palacio de Justicia el 6 y 7 de noviembre de 1985, donde desaparecieron 99 personas.

En la mañana de este sábado el Instituto Nacional de Medicina Legal entregó los restos de Bernardo Beltrán Hernández, víctima fatal en la toma y retoma del Palacio de Justicia el 6 y 7 de noviembre de 1985, donde desaparecieron 99 personas.

De acuerdo con Jorge Hernán Díaz fiscal titular de la investigación “el Estado colombiano fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el fallo Rodríguez Vera y otros desaparecidos del Palacio de Justicia. El fallo profirió una serie de órdenes con el fin de sobreguardar los derechos e las víctimas”.

Las mismas dieron pie para fortalecer las investigaciones que ya se adelantaban por estos hechos. Sin embargo, en el año 2014 se llevaron a cabo nuevas líneas investigativas que permitieron que los procesos quedaran bajo el mismo despacho fiscal, y de esa manera “permitir una mayor articulación de lo ocurrido”, aseguró Díaz.

Según el fiscal por medio de este fallo “también ocurrió la articulación de los mandatos y las indagaciones existentes -entre otras- el llamado de la Corte de encontrar a las 11 personas desaparecidas en el Palacio de Justicia de Bogota”.

De acuerdo con el fallo el Estado está en la obligación de generar la búsqueda “rigurosa y sistemática”, con el fin de determinar el paradero de las 11 víctimas que se encontraban en la cafetería del Palacio.

Según el fiscal, con dicha sentencia de la CIDH “Las autoridades judiciales deberán desplegar todas las acciones tendientes a encontrar a los seres queridos y dar fin a tantos años de dolor y sufrimiento”.

Para las autoridades colombianas está claro que “la urgencia” de la Corte es que se dé con el paradero de los desaparecidos, ya que esto “no solo tiene fundamento en la garantía de las víctimas sino en qué, encontrar los restos de los desaparecidos representa para la investigación penal encontrar material probatorio”.

De acuerdo con el fiscal delegado el Estado Colombiano en cumplimiento de estas obligaciones “es mucho lo que hemos hecho (…) a la fecha hemos encontrado a cinco de los once desaparecidos en el Palacio”.

“Esto es cinco familias que por fin han podido tener certeza respecto a la muerte de sus seres queridos, y no solamente eso, las evidencias son importante material probatorio que empiezan a aclarar las diferentes historias entorno a lo sucedido en el Palacio de Justicia”, dijo el fiscal.

En medio de las investigaciones, se ha tenido la oportunidad de recibir testimonios de familiares de otras víctimas que “alimentan la base de datos” para dar con el paradero de las victimas fatales.

Por su parte, desde Medicina Legal y la Fiscalía “se recepcionan restos genéticos a la carpeta que alimenta la base de datos y así vamos cumpliendo con las órdenes de la CIDH”.

El fiscal indicó que pese a qué hay resultados en las investigaciones “mientras que no se cuente con la plena identificación de las 99 personas que fallecieron en la toma es muy difícil para la administración de justicia dirimir responsabilidades sobre estos hechos”.

A su turno, el doctor Jairo Vivas Díaz médico especialista, aseguró que “el cuerpo de Bernardo Beltrán Hernández fue hallado el ocho de noviembre de 1985 en el cuarto piso del Palacio de Justicia totalmente incinerado”.

LA FAMILIA DE BERNARDO BELTRÁN

En medio del acto solemne que se preparó en las instalaciones de Medicina Legal, Sandra Beltrán hermana de Bernardo, a quien se le vio vestida de negro y con una foto de su hermano en el lado izquierdo de su pecho, inició su discurso con esta frase, “hace 32 años en la toma y retoma del Palacio de Justicia un joven de 24 años sale vivo y es vilmente asesinado quemado y devuelto al Palacio para 32 años después no lo entreguen”.

En medio de su discurso que no lo catalogó como tal, indicó que fue la Fiscalía General quien le dio la razón de que su hermano salió con vida del Palacio de Justicia.

“Es la Fiscalía General de la Nación quien avala que Bernardo salió vivo, y me dice: doña Sandra, es reserva del sumario para posteriormente ratificarme dos años después que era Bernardo”.

De acuerdo con Beltrán, a lo largo de estos 32 años “no ha sido el Estado colombiano quien nos ha ayudado, han sido las puertas internacionales que hemos tocado, quien nos ha tendido la mano.

En medio de su intervención Sandra Beltrán aseguró que no le da “gracias al Estado” por devolverle a su hermano, ya que ellos “sólo están cumpliendo una orden internacional”.

“Bernardo salió vivo y esto lo único que nos aprueba y nos confirma es que los desaparecidos del Palacio de Justicia salieron con vida y los asesinaron”, sumo a su intervención.

Cuando se cumplen 32 años de lo sucedido Sandra Beltrán, aseguró que “no me siento contenta de recibir a Bernardo incinerado y menos en un 82% de su cuerpo, porque sus compañeros, su familia y sus conocidos lo conocieron completo, intacto. Quizás humilde, quizás muy tímido y no merecíamos recibir a Bernando calcinado”.

La mujer que hoy no se ve cansada por luchar por la verdad indicó qué la entrega formal de los restos de sus hermano no serán entregados de manera Público por varias razones.

“La primera es porque el entorno de mi hermano es el barrio dónde, nació creció, jugo, compartió y río. Para mi es inaceptable que personas que ni siquiera conocen el proceso estén en la entrega que es digna y con respeto como lo nada el fallo”.

Sobre la culpabilidad de los hechos, Sandra aseguró que “ha sido tan culpable el M19 como las Fuerzas Armadas de la época en cabeza de Belisario Betancourt, pero tenemos capacidad de perdonar, pero no odiamos, le apuntamos a la verdad”, dijo la mujer