Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

miércoles, 27 de enero de 2021

La jueza tuvo en cuenta los testimonios de sus exparejas para determinar que representa un riesgo para la comunidad y las mujeres

El Juzgado 33 de Garantías de Bogotá envió a la cárcel a Julián Valente Ortegón por ser coautor del feminicidio de Ana María Castro que habría sucedido el pasado cinco de marzo en la capital del país.

Los hechos fueron narrados por el Fiscal de la Unidad de Vida, Gerardo Ariza en la audiencia que se adelantó esta semana. En la misma, el Fiscal explicó las razones por las que Ortegón debería ser enviado a la cárcel.

Las pruebas presentadas ante el juzgado permitieron determinar que efectivamente Ana María Castro fue lanzada de un vehículo en movimiento, donde iban Paul Naranjo, Julián Ortegón Mosquera y Mateo Reyes, siendo este último desalojado del vehículo cuadras atrás por estarse besando con Ana María. A Castro la expulsaron de la camioneta en la calle 80 con carrera 69.

Según la Fiscalía, el móvil de este homicidio serían los los “estereotipos que tiene este joven (Ortegón) y una conducta celotípica de Naranjo que no les gustó que ella fuera en la parte de atrás del vehículo, besándose con él (Reyes), y eso no hace parte del comportamiento que debe tener una mujer”.

Una de las pruebas que confirmó que esto sucedió fue la llamada que la testigo ocular hizo al número de emergencia de la policía 123: "lo que pasa es que acá, sobre la calle 80, antes de llegar a la Boyacá, botaron a una chica de un carro y está botando mucha sangre. Está acostada, ella se encuentra de oriente a occidente. El carro había salido a toda y botaron a la vieja; un man está ayudándola supuestamente, ella está agonizando".

Trascurrido casi un año desde lo sucedido, la jueza encargada del caso se remitió a los antecedentes de Ortegón para determinar la peligrosidad que este representa para la sociedad. El acusado cuenta con dos denuncias más por maltrato hechas por sus exparejas. Una de ellas afirmó que la ha amenazado, golpeado y robado, y que incluso una vez “cogió un cuchillo y me dijo que iba a cortar los dedos si no le ponía la huella en el celular”, testificó la exnovia de Ortegón.

La Jueza 33 de Garantías de Bogotá decidió, basado en los testimonios dichos, que Ortegón enfrentará la investigación de forma intramural bajo la premisa de que es un riesgo para la sociedad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.