Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Miércoles, 30 de mayo de 2018

Señaló que se está librando la guerra contra las drogas de forma dañina, incluso más que todas las guerras juntas libradas actualmente.

Durante su intervención en el Parlamento Europeo, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, señaló que la paz de Colombia es una gran noticia y les recordó a los integrantes de esa instancia que hay que cambiar la política antidrogas.

“La política antidrogas con un enfoque exclusivamente punitivo y represivo ha fracasado. Este negocio maldito está detrás de la violencia, la corrupción y el crimen en casi todo el planeta, y tenemos que reconocer que la llamada ‘Guerra contra las Drogas’ no la hemos ganado ni la estamos ganando. Mientras no encontremos estrategias comunes más efectivas, el negocio de las drogas seguirá minando la salud de nuestros jóvenes, la moral de nuestras sociedades y la gobernabilidad de nuestros países”,  señaló Santos.

Santos agregó que la forma como se está librando la guerra contra las drogas es igual o incluso más dañina que todas las guerras juntas que hoy se libran en el mundo y que por eso es urgente cambiar nuestra estrategia.

“Tenemos que buscar la forma de golpear con mayor eficacia los eslabones más fuertes de la cadena –a las grandes mafias, a los que lavan activos y producen insumos–, en lugar de seguir persiguiendo a campesinos cultivadores o a los mismos adictos”, indicó el Jefe del Estado colombiano.

El mandatario aseguró que en  un mundo lleno de conflictos sin resolver, el proceso de paz de Colombia se ha convertido en un laboratorio que puede ser útil para intentar soluciones en otros escenarios. Sin embargo, enfatizó que Colombia no ha alcanzado la paz completa, pero que el paso de la exguerrilla de las FARC a partido político ha cambiado el panorama del país.

“Sea quien sea mi sucesor, este avance hacia la paz es definitivo. Es irreversible. No solo porque así lo dispuso nuestra propia Corte Constitucional, sino porque es la palabra empeñada del Estado colombiano. Es también un compromiso con la comunidad internacional”,  señaló el presidente.

Santos  recordó que el pasado domingo se celebraron en Colombia las elecciones de primera vuelta para escoger a su sucesor y reiteró que en dicho evento se contó con la presencia de observadores internacionales del Parlamento Europeo y representantes de la Unión Europea, entre otros, y subrayó que los comicios de este año fueron  las primeras en más de medio siglo sin el conflicto armado interno con la guerrilla de las FARC.

“Fueron, además, las elecciones más seguras, más transparentes, con mayores garantías, con más observadores y, lo que es más importante, con la mayor participación de nuestra historia. Lo dicen hasta mis opositores. “Eso, hace la gran diferencia, y por eso esta vez las discusiones de los candidatos se centraron en temas como la educación, la salud, las pensiones, la seguridad ciudadana y los impuestos, y ya no en la guerra absurda que sufríamos”, agregó.

Santos  calificó como alentador el hecho de que “gracias al fin del conflicto armado con las FARC, y a la cooperación internacional, Colombia pasó de ser el segundo país con más víctimas causadas por minas antipersonal, al décimo lugar”.

“Entrego a mi sucesor  un país sin conflicto armado con las FARC, un país con menos pobreza, con más igualdad, más empleos, un país con más y mejor educación, con un sistema de salud que ahora tiene cobertura universal, con mucho mejor infraestructura y un país comprometido con el cuidado de nuestra extraordinaria biodiversidad. ¡Qué bueno poder dejar este legado!”, aseguró el presidente Santos.