Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters martes, 26 de noviembre de 2013

Una Escocia independiente mantendría la libra, seguiría respondiendo a la reina británica y permanecería en la Unión Europea (UE), pero tendría sus propias fuerzas armadas y recaudaría sus impuestos, dijo el jefe de Gobierno escocés, Alex Salmond.

En un borrador de 670 páginas cuyo objetivo es convencer a los escoceses de que deberían votar el 18 de septiembre del 2014 para poner fin a una unión de 306 años con Inglaterra, Salmond dijo que no habría necesidad de aumentar los impuestos si Escocia se independiza.

Los separatistas van rezagados en las encuestas de opinión y su agrupación política, el Partido Nacional Escocés, espera que el borrador le permita ganar el voto de muchos de los escépticos, al responder preguntas que se los habían acusado de evadir.

“Sabemos que tenemos a la gente, las habilidades y los recursos para hacer de Escocia un país más exitoso”, dijo Salmond, jefe del Gobierno descentralizado de Escocia, que por el momento sigue siendo parte del Reino Unido.

El mandatario dijo que los impuestos escoceses no se gastarían en programas atómicos y que los misiles nucleares británicos se retirarían de Escocia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.