Tomada de: @FNBColombia

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co viernes, 13 de diciembre de 2019

Andrés Espinosa Fenwarth es uno de lo más sonados para entrar al gabinete ministerial en reemplazo de Andrés Valencia

Luego del remezón que tuvo el gabinete del presidente Duque hace un par de semanas con la renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero y del escándalo de la llamada entre la canciller Claudia Blum y el embajador en Estados Unidos, Francisco Santos, la opinión pública empezó a barajar nuevos nombres para liderar los ministerios.

Este planteamiento se vio reforzado luego de que el mismo presidente Duque dijo en una entrevista con La F.M. que estaba “abierto” al cambio. “Hay ministros y ministras que también han cumplido ya sus misiones y hay otros miembros del gabinete que tienen tareas por delante. He hecho cambios y estamos en esa evaluación”, dijo.

En este sentido, Andrés Espinosa Fenwarth es uno de lo más sonados para entrar al gabinete ministerial en reemplazo del ministro de Agricultura, Andrés Valencia. Sin embargo, luego de que el nombre Espinosa saliera al aire, también salió información que podría afectar su eventual nombramiento.
La primera información fue que supuestamente hizo parte de la firma comisionista agropecuaria Agropar, que fue expulsada de la vieja Bolsa Nacional Agropecuaria, lo que le generaría ruidos y desgastes innecesarios al presidente Duque.

Espinosa aseguró que esta afirmación carece de sentido y que nunca ha tenido una relación de ningún tipo con dicha empresa. “Es absolutamente falso. No sé ni siquiera quienes son (...) No sé de dónde salió la compañía. Nunca he sido clientes de ellos”, manifestó, al tiempo que dijo que había que rectificar esta información.

Luego, este medio conoció que posiblemente Espinosa estaba involucrado en el proceso de conciliación extrajudicial ante la Procuraduría entre la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosa (Fenalce) contra el Ministerio de Industria y Comercio, la Dian y Solla S.A.

En este proceso, Fenalce busca una reparación por $17.000 millones por daños y perjuicios causados por el TLC con EE.UU. Según fuentes, lo acordado entre ambas naciones en el tratado no se cumplió, pues la calidad y el uso del maíz importado no son las que corresponde.

De acuerdo con Henry Vanegas, presidente de Fenalce, la importación de maíz amarillo no se está vigilando y se está vendiendo una “calidad que no es para consumo humano”. “La conciliación no pasó, por lo que presentaremos una demanda”, expresó el representante del gremio, sin dar detalle de cuándo.

A Espinosa también se le relacionaba con dicho proceso porque hizo una investigación sobre las importaciones de maíz. Sin embargo, tanto Vanegas como el propio implicado afirmaron que no tiene nada que ver con el proceso. “Yo hice un estudio sobre las importaciones de maíz. Eso fue todo. Ese era un estudio que se le hizo primero al Ministerio y luego a Fenalce”, aseveró Espinosa.

LOS CONTRASTES

  • Henry VanegasPresidente de Fenalce

    “Contratamos a la empresa de Espinosa para conocer cuál era la posición arancelaria que había negociado Colombia, según su experiencia en negocios internacionales. No los hemos contratado para nada más”

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.