Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Liliana Hoyos Celis viernes, 19 de junio de 2015

Antes de aproximarnos a una definición de estabilidad laboral reforzada, vale la pena advertir que no se trata de un derecho contenido en norma alguna, sino de un principio que ha tenido un desarrollo jurisprudencial, con ocasión a la protección al derecho fundamental al trabajo contenido en el artículo 53 de la Constitución política de Colombia.

Tenemos que la Corte Constitucional en Sentencia C-470 de 1997, definió el principio de estabilidad laboral reforzada así:

“En general el derecho a la estabilidad laboral consiste en la garantía que tiene todo trabajador a permanecer en el empleo y a obtener los correspondientes beneficios salariales y prestacionales, incluso contra la voluntad del patrono, si no existe una causa relevante que justifique el despido. Una estabilidad reforzada implica que el ordenamiento debe lograr una garantía real y efectiva al derecho constitucional que tiene una mujer embarazada a no ser despedida, en ningún caso, por razón de la maternidad”.

“La protección tiene entonces que ser eficaz, por lo cual su regulación y aplicación está sometida a un control constitucional más estricto pues, la Constitución ordena un amparo especial a la estabilidad laboral de las mujeres que se encuentran en estado de gravidez, por lo cual no es suficiente que el ordenamiento legal asegure unos ingresos monetarios a esas trabajadoras, sino que es necesario protegerles eficazmente su derecho efectivo a trabajar”.

¿Para qué sirve la estabilidad laboral reforzada?

 La aplicación del principio de estabilidad laboral reforzada, tiene como objeto garantizar el derecho al trabajo de aquellas personas que por su condición se encuentren en estado de vulnerabilidad manifiesta, obligando al empleador a garantizar su continuidad laboral aun en contra de su voluntad, lo que nos lleva a que el trabajador no pueda ser despedido sin que medie una justa causa para su despido.

¿A quiénes favorece la figura jurídica de la estabilidad laboral reforzada?

En principio, la estabilidad laboral reforzada beneficia a todos los trabajadores en general en la medida en que busca garantizar que el mismo no pueda ser despedido sin que medie justa causa, no obstante, con ocasión a la existencia de la posibilidad de terminación de un contrato laboral sin que medie justa causa para ello pagando las indemnizaciones contempladas en la norma laboral, dicho principio es especialmente rígido y deja sin efecto el despido de trabajadores que se encuentren en estado de  vulnerabilidad manifiesta, entendiéndose estos, hasta la fecha, como aquellas personas que padecen alguna condición de discapacidad, limitaciones físicas o psicológicas que le impiden realizar su trajo, mujeres en estado de embarazo, madres cabeza de hogar , trabajadores que cuentan con fuero sindical, entre otros.

¿En qué sentencias se establece?

En las sentencias:

“Aquellas personas que se encuentren en un estado de vulnerabilidad manifiesta deben ser protegidas y no pueden ser desvinculadas sin que medie una autorización especial. Esa estabilidad adquiere el carácter de reforzada cuando se trate de, entre otros, personas en condición de discapacidad o en general con limitaciones físicas y/o sicológicas para realizar su trabajo”, (Sentencia T-041/14).

“(….) el ordenamiento debe lograr una garantía real y efectiva al derecho constitucional que tiene una mujer embarazada a no ser despedida, en ningún caso, por razón de la maternidad”. (Sentencia C-470 de 1997).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.