Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co sábado, 11 de marzo de 2017

Según la chilena, fundada en 1889, con presencia en Chile, Argentina, Perú, Colombia, Uruguay, Brasil y México, ya había registrado estas marcas hace varios años: Falabella el 3 de abril de 2008, y CMR el 20 de octubre de 2009, mientras que los dominios web fueron registrados el 2 de agosto de 2016 y el 29 de julio de 2016, respectivamente. 

Para Camilo Pabón, asociado  de Archila Abogados, “la práctica de registrar nombres de otras empresas es un abuso del derecho de personas de mala fe que, normalmente, lo único que buscan es sacar un provecho legal del buen nombre de otras organizaciones”. 

Dentro de la demanda, la cadena de retail afirmó “ser la creadora y titular legítimo de las marcas comerciales Falabella y CMR, además de nombres de dominio que incorporan estas marcas comerciales”, y agregó que “los nombres de dominio en disputa reproducen sus marcas registradas, sin incorporar ningún elemento diferenciador”.

Por un lado se argumentó que  la marca Falabella corresponde “al nombre e identidad de la reconocida casa comercial del rubro del retail”, mientras que CMR “es precisamente el nombre de la tarjeta de crédito asociada a dicha casa comercial”, por lo que al agregar el CMR, lejos de diferenciar las marcas, lo que se hace es incrementar el riesgo de confusión.

 Cabe resaltar que, la chilena reiteró que Para la venta no tiene “derechos legítimos” frente a los nombres en disputa e, incluso, mencionó que en un momento, la empresa demandada le ofreció la venta de los dominios a US$27.000 cada uno. 

Aunque Para la venta fue notificada de la demanda, la firma  no contestó formalmente-  Rodrigo Velasco Santelices, experto único, interpretó  “su silencio como una aceptación tácita de las alegaciones hechas”, y reseñó que los antecedentes entregados por Falabella, “dan fe que los nombres de dominio en disputa pueden ser considerados sustancialmente idénticos a los registros de marcas comerciales”.

En cuanto al dominio cmr-falabella.com, el hecho de que se encuentre conformado por dos marcas comerciales registradas, “resulta ser un antecedente más que suficiente para determinar la concurrencia de este elemento”, mientras que por el lado de clubfalabella.com, la adición de la palabra “club”, no limita el grado de similitud con la marca comercial Falabella, por lo que el experto concluyó que los sitios web son “confusamente similares” a las marcas.

Por todo lo mencionado anteriormente, Velasco resolvió ordenar que los nombres de dominio en disputa, <clubfalabella.com> y <cmr-falabella.com> sean transferidos a Falabella.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.