Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co martes, 31 de mayo de 2016

Tras escuchar, en el primer debate de la Comisión Séptima del Senado de la República, a personajes como el ministro de Salud, Alejandro Gaviria o la ministra de Trabajo, Clara López Obregón se podría decir que los ánimos están más hacia la regulación que hacia la prohibición del asbesto.

Según Gaviria, no todo lo que sea riesgoso puede ser prohibido. “En este tema en específico hay que hacer una ponderación entre el riesgo real que tiene el asbesto en la salud y los efectos laborales y sociales que traería prohibir este mineral”, dijo el Ministro. Para quien, la dificultad de tomar la decisión de prohibirlo crece si no se conoce su daño real en el organismo de las personas.

Por su parte, la Ministra de Trabajo, manifestó que hay que ser prudentes con el tema pues los que buscan que se prohíba quieren que el mineral sea sustituido por otros “que también están en la mira por considerarlos cancerígenos”, detalló López.

De acuerdo Scaff en Colombia cerca de 320 personas mueren al año como consecuencia del mineral y sí hay estudios de organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) que evidencian que el asbesto es nocivo para las personas. “No por nada este mineral está prohibido en más de 50 países del mundo”, declaró la impulsora del proyecto.

Conforme con Guillermo Cáez, socio en Cáez, Gómez & Alcalde, actualmente hay un proceso judicial radicado en acción de grupo con pretensiones por más de $15.000 millones por víctimas del asbesto en el país. “Lidero un grupo conformado por 25 víctimas de este mineral que buscan que se le reconozcan sus derechos”, aseveró Cáez. Al parecer, datos que carecen de significado y no son suficientes para prohibir un producto utilizado por 56 empresas en 25 actividades diferentes, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Se creó subcomisión
Ante el poco conocimiento de los efectos nocivos del asbesto en el organismo, Antonio José Correa Jiménez, presidente de la Comisión Séptima de Senado decretó la creación una subcomisión para discutir el tema. Conforme con Jiménez, se requiere la participación de los ministerios de Salud, Hacienda y Trabajo; del Instituto Nacional de Cancerología y de la ARL Positiva; así como de los siete senadores para seguir discutiendo el proyecto. “Es necesario que cada uno de los ministerios e instituciones citadas traigan a sus mejores técnicos en el tema para conocer el alcance nocivo del asbesto y decretar si hay que prohibirlo o regularlo”, declaró Jiménez.

Según Scaff, espera que la subcomisión sea propositiva para garantizar la creación de una política en pro de la vida y de la salud, la cual no se vea afectada por intereses políticos y empresariales.

Las opiniones

Nadia Blel Scaff
Senadora del Partido Conservador

“Sí, hay estudios internacionales que demuestran que el asbesto es nocivo para la salud. No por nada este mineral está prohibido en más de 50 países”.

Alejandro Gaviria
Ministro de Salud
“En este tema hay que hacer una ponderación entre el riesgo real del mineral y los efectos laborales y sociales que traería prohibir este mineral”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.