Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 7 de junio de 2018

Según el ente investigador, se habría autorizado el pago irregular de $1.525 millones para atención de pacientes.

Ante la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la Nación radicó el escrito de acusación formal contra el actual gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, quien es investigado por el denominado ‘Cartel de la Hemofilia’.

El escrito señala al funcionario como presunto responsable de los delitos de concierto para delinquir y peculado por apropiación, delitos que le fueron imputados el pasado 7 de febrero y los cuales no aceptó.

Se espera que durante los próximos días se defina la fecha para que el mandatario departamental sea llamado por la corporación. El pasado 18 de mayo el Tribunal Superior de Bogotá no dictó medida de aseguramiento en su contra por lo que enfrentará su juicio en libertad.

De acuerdo con la Fiscalía, Besaile habría autorizado el pago de $1.525 millones a la IPS San José de la Sabana S.A.S, por el supuesto suministro de medicamentos a 14 pacientes sin que estos existieran.

De acuerdo con la fiscal, “la investigación arroja que Edwin José Besaile Fayad en su condición de gobernador del departamento de Córdoba permitió que en el mes de mayo de 2016 se efectuaran dichos pagos sin que las personas, supuestamente beneficiarias, hayan recibido tratamiento”.

La fiscal, en medio de su intervención, hizo referencia al exgobernador de dicho departamento Alejandro Lyons, así como al exsenador Musa Besaile de quienes dijo orquestaron una “alianza criminal” para saquear el departamento.

“Durante el mandato de Alejandro Lyons se gestó la alianza criminal entre éste y Musa Abraham Besaile Fayad, hermano del imputado, que tenía dentro de sus finalidades obtener beneficios económicos ilegales de recursos que ingresaban al departamento por concepto de regalías”, dijo.

Aseguró que dicha alianza tuvo participación no sólo de funcionarios de la gobernación sino también particulares y hasta entidades promotoras de salud.

“La alianza criminal se nutrió de personas, no sólo vinculadas a la administración departamental sino a la política nacional e incluso a entes de salud como las IPS Unidos por su Bienestar y San José de la Sabana”, agregó la fiscal.

En cuanto a los dineros que le habrían sido otorgados al gobernador, la Fiscalía indicó que fue una suma considerable con la que Edwin Besaile habría promovido su campaña electoral para llegar al cargo de gobernador.