Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 30 de mayo de 2014

Por orden del fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, ayer se formalizó la petición de deportación que el órgano le hará al vecino país.

La Fiscalía ordenó a la embajadora de Colombia en Panamá, adelantar los trámites necesarios para agilizar el proceso y tener a Hurtado lo más pronto posible de regreso en Colombia.

Antes de que se conociera la decisión del ente, se había dicho que el director de gestión internacional de la Fiscalía, Francisco Echeverry, viajaría a Panamá para conocer directamente la situación legal de la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado.

Así lo confirmaron a Colprensa fuentes cercanas al ente acusador, quienes además advirtieron que el viaje realizaría este viernes debido a la urgencia del caso.

La decisión se dio tras conocerse el fallo de la Corte Suprema de Justicia de ese país en el que declara inconstitucional el asilo territorial que le fue ofrecido a Hurtado.

De acuerdo con la prensa panameña, la mayoría de los magistrados de la corporación consideraron que el decreto 301 del 19 de diciembre de 2010, mediante el cual se le concedió el asilo a Hurtado, violó la Constitución de Panamá.

De acuerdo con expertos en derecho constitucional, la consecuencia de ese fallo dio vía libre a las autoridades colombianas para pedir la extradición de Hurtado.

“La solicitud de extradición de las autoridades judiciales colombianas debe ser tenida en cuenta y despachada favorablemente por ese país”, dijo el abogado Alejandro Magali, profesor de derecho constitucional de la Universidad Externado, quien además señaló que Hurtado deberá volver al país para cumplir con la justicia colombiana.

Por su parte, para la defensa de las víctimas del caso chuzadas es irrelevante la presencia de Hurtado en el juicio que se adelanta en Colombia.

“No tiene ninguna incidencia especial, en este momento lo que ocurre es que el juicio se está adelantando en ausencia de ella y está siendo representada por un defensor, quien tiene permanente contacto con ella”, indicó el abogado de las víctimas, Hugo Quintero.

Quintero explicó además que la decisión de la Corte de Panamá no pone a Hurtado automáticamente en manos de la justicia colombiana, sino que tiene que reactivarse la petición de extradición, para que eventualmente la puedan detener. Hurtado tiene orden de captura vigente hasta el mes de noviembre.

Su presencia es irrelevante
La defensa de las víctimas de las llamadas ‘chuzadas’ del DAS, considera irrelevante la presencia de la exdirectora de ese organismo María del Pilar Hurtado, en el juicio que se le adelanta en Colombia por su presunta responsabilidad en esos hechos.

Tras conocerse que la Corte Suprema de Justicia de Panamá tumbó el asilo territorial que había concedido a Hurtado, el abogado de las víctimas, Hugo Quintero, expresó que no tiene ninguna incidencia su presencia o no en el juicio. “No tiene ninguna incidencia especial, en este momento lo que ocurre es que el juicio se está adelantando en ausencia de ella y está siendo representada por un defensor, quien tiene permanente contacto con ella”, indicó Quintero.

El abogado expresó que desconocían la demanda de inconstitucionalidad que analizaba la Justicia de Panamá. “Ni siquiera sabíamos que estaba en trámite, pero para el juicio es irrelevante su presencia”.Quintero explicó que la decisión de la Corte de Panamá no pone a Hurtado automáticamente en manos de la justicia colombiana, sino que tiene que reactivarse la petición de extradición, para que eventualmente la puedan capturar.

La Opinión

Hugo Quintero
Abogado de las víctimas de las chuzadas en caso das

“No tiene ninguna incidencia especial, en este momento la presencia de Hurtado, lo que ocurre es que el juicio se está adelantando en su ausencia y está siendo representada por un defensor, quien tiene permanente contacto con ella”

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.