Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co lunes, 28 de junio de 2021

Bibiana Cala, asociada de Baker Mckenzie, explicó a detalle la victoria en los estrados por un hombre que pasaba por alto los derechos de autor

El equipo de derecho penal corporativo de Baker Mckenzie anunció una importante victoria en materia de propiedad intelectual y derechos de autor. Se trata de un falló emitido por el Tribunal de Antioquia contra un hombre que recibió la máxima pena por comercializar codificadores ilegales, cuyas actividades afectaban los intereses de una empresa. Asuntos Legales habló con Bibiana Cala, asociada senior líder de la práctica Penal Corporativa de Baker Mckenzie, para conocer más detalles sobre la victoria que, además, marcó un hito en este tema.

¿Cómo está organizada la línea de Derecho Penal Corporativo en Baker Mckenzie?

En Baker Mckenzie tenemos una línea de derecho penal corporativo que tiene dos líneas de acción muy importantes: la primera es cuando defendemos a las compañías cuando son víctimas de delitos como la vulneración de su propiedad intelectual, como en este caso que se trata de derechos de autor. La segunda está relacionada con la defensa de directivos de grandes empresas.

¿Cómo se da el inicio de este caso?

En este caso nosotros representamos a una compañía, de la que preferimos reservar el nombre, la cual es uno de los principales codificadores de señales. El cliente nos contactó porque había una venta de equipos especiales que no solo decodifican las señales, sino que las desencriptaban.

¿Cómo se dio la participación de la Fiscalía?

Este caso inicia con una denuncia presentada ante la Fiscalía General de la Nación y es muy importante acotar que la Fiscalía tiene una unidad especializada en temas de propiedad intelectual. Es decir, hay unos fiscales que saben sobre el tema y el manejo de derechos de autor. Hay un grupo de CTI que también es experto en el tema, pues no se dedican a delitos comunes, sino que tienen la experticia en este tipo de crímenes.

¿Cuáles fueron los pasos siguientes a la interposición de la denuncia?

Cuando se presenta la denuncia, se da en contra de Gustavo Mejía porque se descubrió que, a través de una página en internet, y un establecimiento, hacía la venta de equipos para desencriptar señales que promocionaba a través de la red la venta de canales.

Mejía comercializaba con la señal de canales como Fox, Disney y Discovery y también permitía la venta de los equipos mencionados. Cuando se presenta la denuncia, la Fiscalía hace la investigación y realiza ciertas labores que permitieron determinar si lo que se estaba afirmando era cierto. Entre las labores hubo una compra encubierta de uno de los equipos que desencriptaba la señal, acción realizada dentro del marco de la acción penal. Este equipo desencripta la señales y necesitaba de un dictamen pericial, y por esta razón fue llevado a otro grupo que determinó que el equipo, en efecto, desencriptaba los protocolos de seguridad.

¿Cómo funcionaba el artefacto vendido por Mejía?

Hay un contenido que se manda a un satélite y el envío de las señales puede ser libre y tomado por cualquier persona, como las señales de RCN y Caracol; en cambio, hay otras señales encriptadas como las de los canales pagos que no pueden ser tomados por cualquiera. Los equipos permitían que las señales captaran dicha información codificada y dentro del proceso se determinó que la tecnología que Mejía comercializaba era mucho más avanzada que la tradicional.

¿Tras reunir las pruebas, cómo se llevó a cabo el juicio?

Tanto en primera y en segunda instancia se da razón a los argumentos de la Fiscalía y los expuestos por nosotros, cuando solicitamos la condena de Mejía por violación a los mecanismos de derecho de autor . Tanto para el juzgado de primera instancia, como para el Tribunal Superior había pleno conocimiento por parte de Mejía sobre lo que estaba haciendo y sabía que era ilegal la venta de equipos así como que la gente los adquiriera.

¿Con este proceso, a cuánto llegó la pena para Mejía?

Fue condenado a la pena más alta posible de prisión de cuatro años y multas de 26,6 salarios mínimos legales mensuales vigentes e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas. Tiene derecho a presentar el recurso extraordinario de casación, pero esperamos que no lo haga porque no tiene pruebas.

¿Cuál es la importancia de la victoria sobre este caso?

Es el primero que llegamos a llevar a condena porque con los otros casos se buscan acuerdos indemnizatorios o acuerdos con la Fiscalía, pero nunca habíamos tenido un caso en que se considerara que la conducta era completamente ilícita y fue condenado a las penas más altas posibles, según las condiciones. Es muy importante porque nunca habíamos tenido una condena para la persona que vendía esta clase de equipos y es un hito en derechos de autor y derechos conexos.

LOS CONTRASTES

  • Dionisio De la Cruz CamargoSocio en Archila Abogados

    “En los derechos de autor se busca que haya una titularidad de los elementos para que sea más fácil definir los perjuicios e infractores en medio de una disputa”.

¿Hace falta más regulación en estos casos?

Colombia tiene un marco normativo bastante fuerte: lo que falla es la cultura ciudadana. Muchos creen que el hecho de tener un televisor significa tener acceso a cualquier tipo de señal. Pero no se entiende realmente lo que hay detrás en cuanto a derechos de autor.
Esta decisión frenó la comercialización ilegal que permite conductas que atentan contra las empresas dedicadas a retransmitir obras audiovisuales. Tenemos una cultura permisiva al soslayar la propiedad intelectual.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.