Colprensa Miércoles, 12 de diciembre de 2012

Tras la controvertida discusión que tuvo la reforma constitucional del fuero militar, el próximo paso que deberá cumplir el nuevo mecanismo con el que funcionará la justicia penal militar es la reglamentación de la misma: dos leyes.

De acuerdo con el ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, el Gobierno Nacional llevará al Congreso a mediados de marzo, momento en que se reinician las sesiones ordinarias dos proyectos de ley, uno que se debe tramitar como estatutaria y la otra como ordinaria.

“En marzo traeremos con mensaje de urgencia una ley estatutaria, como lo enuncia el acto legislativo, y una ley ordinaria para definir la estructura independiente y autónoma de la justicia militar, para que toda esta reforma estructural se desarrolle para bien del país para que se haga justicia y no permitir la impunidad”, señaló el ministro.

Incluso no descartó que al interior del Gobierno se pueda pensar en convocar a sesiones extraordinarias al Congreso de la República, para que la discusión comience antes del 16 de marzo día en que arranca el nuevo período de sesiones ordinarias.

Pinzón de otra parte precisó que lo referente al plazo de un año que tendrá la Fiscalía y la justicia militar para revisar cuáles casos pasarán a qué jurisdicción no significa que se cumple el mismo vayan a quedar libres aquellos militares que hubieran cometido delitos. Se habla que tendrían que estudiar al menos 7.500 casos.

“Buena parte de esos casos ni siquiera se van a considerar para pasar a la justicia militar porque muchos de esos casos son actos fuera del servicio, están excluidos porque forman parte de los delitos excluidos, así que esto reduce los casos a unos 1.500”, sostuvo.

Frente a la posibilidad de que no queden libres aquellos uniformados que hubiesen cometido los llamados falsos positivos, el ministro aseguró que “eso dependerá de la Fiscalía, lo cierto es que no pasarán a la justicia penal militar eso va a quedar en la justicia ordinaria, eso si esperamos que se haga justicia pronta, que quien sea culpable que tenga la condena que merece, que las víctimas sean restituidas, pero al mismo tiempo que quien sea inocente no sufra la injusticia de estar detenido de manera innecesaria”.

A su turno, el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, sostuvo que el fuero le devuelve la confianza a los miembros de las fuerzas militares y el cuerpo que él preside.

Consideró además que el fuero militar le da la seguridad al país que los falsos positivos no estarán incluidos en esa jurisdicción militar, “no es mi garantía, es la garantía que quedó inscrita en el acto legislativo que impide de por vida que los falsos positivos sean de conocimiento de la justicia penal militar”.

El senador Armando Benedetti lamentó que la plenaria del Senado no incluyera en el proyecto de Fuero Militar, aprobado en último debate, tres proposiciones que pretendía ampliar los delitos excluidos de la justicia.