Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co jueves, 16 de marzo de 2017

En un primer escenario, la Dirección de Signos Distintivos rechazó la solicitud al establecer que la marca a registrar presentaba similitudes con el nominativo “Montaña Azul” registrado por Gloria Cristina Franco Soto. Ante este panorama, la Fundación Cardiovascular decidió interponer un recurso de apelación para que el proceso entrara en investigación.

De esta manera, por medio de un documento presentado a la Superindustria, el apoderado defensor  argumentó que el riesgo de confusión era mínimo dado que el signo solicitado presentaba suficiente distintividad.

“La marca Montañas Azules” tiene suficiente distintividad, pues el diseño de la marca se compone de unas montañas de fantasía que resultan de un corazón azul del que se puede ver un sol naciente. Asimismo, se reivindican los colores azul claro, amarillo y azul oscuro”, indicó la Fundación. 

En ese sentido y tras encontrar elementos para la investigación, el superintendente delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño Fernández, concluyó que se realizaría un cotejo marcario para identificar las similitudes gráficas, fonéticas y ortográficas de los dos signos.

“La comparación debe efectuarse sin descomponer los  elementos que conforman el conjunto marcario, es decir, cada signo debe analizarse con una visión de conjunto, teniendo en cuenta su unidad ortográfica, auditiva e ideológica”, afirmó Londoño al enviar el proceso a segunda instancia.

Ante estas circunstancias, la Superintendencia declaró que al realizar el análisis, bajo la premisa de confundibilidad, la marca Montañas Azules presentaba similitudes y carecía de identidad.

No obstante, aunque la Fundación Cardiovascular argumentó que su marca a registrar quería incursionar en el grupo 43 de la Clasificación Internacional de Niza, para identificar servicios de cafetería, la SIC negó el registro por su similitud con la marca registrada por Franco Soto.

Antecedentes

Al despacho de la Superintendencia de Industria y Comercio  (SIC) llegó Gloria Cristina Franco Soto a registrar la marca Montaña Azul. Mediante el proceso, Soto afirmó que la marca solicitada quería incursionar bajo el grupo 43 de la Clasificación Internacional de Niza, para identificar servicios de alojamiento y restaurante. Por estos motivos, la SIC aclaró que el signo solicitado por Fundación Cardiovascular no se podía dar.

La opinión 

Catherine Zea
Directora Zea Consultoria 

“La marca solicitada reproduce la marca previa, en efecto, no es más que el plural del signo concedido, sin que los elementos adicionales sean lo suficientemente distintivos para evitar el riesgo de confusión”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.