Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co jueves, 20 de junio de 2013

Los países latinoamericanos se han caracterizado por crear campañas para el posicionamiento de la “marca país” en sus regiones.

En España, existe el riesgo de que un particular se quede con la “Marca España”, la cual es conocida como el organismo dedicado a impulsar las actuaciones de la administración pública y promocionar la imagen del país ibérico en el exterior. Al parecer, la entidad no había hecho los trámites de registro y Luis Sans Huecas se adelantó realizando la solicitud para la clase 38 (telecomunicaciones). El pasado 9 de mayo, Huecas, quien fue director general de Vitaldent y es director general de líneas de negocio de Intereconomía , solicitó el registro de “Marca España”. Vale la pena aclarar que este caso está iniciando, y el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España puede presentar oposición para desvirtuar el registro marcario o la a propia Oficina Española de Patentes y Marcas (Oepm) puede negar el registro de oficio.

En ese sentido, fuentes de la Oficina del Alto Comisionado de la Marca aunque desconocían el tema, argumentaron que impugnarán la solicitud.

Al respecto, algunos expertos marcarios explicaron que el gobierno español debió haber registrado la marca como estrategia defensiva. No obstante, lo cierto es que ningún Estado tiene la obligación legal de registrar sus signos, pero es la recomendación que hacen los juristas para evitar inconvenientes a futuro.

De acuerdo con el exsuperintendente delegado para la Propiedad Industrial de la Superintendencia de Industria y Comercio GianCarlo Marcenaro, si se registra la marca solicitada podría generar confusión con la entidad encargada de la promoción de España. “Si alguien quiere registrar una marca que genere confusión con un nombre comercial previamente usado, se puede negar el signo siempre y cuando la empresa que haya usado ese nombre se oponga y pruebe que lo ha utilizado con anterioridad a la fecha en que se presentó la solicitud”, explicó.

Sin embargo, y según lo advierte Juan Guillermo Ortiz, abogado de la firma Muñoz Abogados, que un signo distintivo no cuente con registro de marca, no significa que de manera absoluta se encuentre vacante, mucho menos tratándose de nombres comerciales o signos distintivos notoriamente conocidos o renombrados, que cuentan con una protección especial de acuerdo con la legislación de la mayoría de países, incluido España.

En Colombia, la “marca país” se ha configurado durante varios años como la estrategia para posicionar la región en el exterior. Esta labor está a cargo de la Fiduciaria Colombiana de Comercio Exterior, Fiducoldex.

Colombia ha usado varias campañas, entre ellas, ‘Colombia es Pasión’, lanzada en 2005, iniciativa que buscaba posicionar los productos en el mercado internacional. Dicha estrategia tiene los registros en la Superindustria para todas las clases de la Clasificación Internacional de Niza. Recientemente, Proexport lanzó la campaña “La Respuesta es Colombia”, como una manera de contarle al mundo que el país está en proceso de renovación con una economía en crecimiento y con amplias posibilidades de negocio e inversión. Así mismo, están en curso las solicitudes de registro del lema comercial.

“La marca país es una estrategia de promoción que utiliza diferentes elementos, entre los que están un signo distintivo, que normalmente se registra como marca colectiva o lema comercial por la entidad encargada de promover el turismo”, concluyó Marcenaro.

Las opiniones

Gincarlo Marcenaro
Exsuperintendente delegado para la propiedad industrial

Si la marca solicitada en España se registra, podría generar confusión con la entidad encargada de la promoción y el turismo. Allí cabría la oposición.

Juan Guillermo Ortiz
Abogado de marcas

Que un signo no cuente con registro de marca, no significa que se encuentre vacante, especialmente si son nombres comerciales o signos notoriamente conocidos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.