Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 27 de agosto de 2014

La ausencia de esos proyectos en la agenda del Legislativo, ha generado no solo que los congresistas estén formulando proyectos paralelos, sino que también ha dispersado la fuerza de la Unidad Nacional, que se esperaba empezara a trabajar a toda máquina en vista de que no existió cambio de gobierno. 

“Con la reelección del presidente Santos las expectativas estaban dadas para que el tradicional compás de espera por el cambio de gobierno no se sintiera. Contrario a eso el ritmo está mermado y eso es un error, porque esas grandes reformas son las que están esperando los colombianos desde hace años”, explicó Marcela Prieto, directora del Instituto de Ciencias Políticas. 

En este sentido, la politóloga consideró que lo que está quedando en evidencia es que el gobierno Santos está “ahorrando su capital político” para hacerle frente a las reformas que se necesitarían en caso de que se llegue a un acuerdo de paz en La Habana, Cuba. 

“Ese es otro de los errores, porque estamos hablando de que se debe gobernar para todos los colombianos, por lo que no todas las decisiones deben depender de La Habana”, precisó. 

Por su parte, para Eduardo Muñoz Serpa, la demora habría obedecido a que los compromisos adquiridos en campaña por el presidente Santos lo estarían obligando a concertar de más, a lo que se sumaría el nombramiento de los denominados ‘súperministros’ y la prelación del proceso de paz. 

“Es probable que los presente en poco tiempo. Las negociaciones internas en gran medida están afectado esos plazos”, indicó. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.