Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe viernes, 17 de octubre de 2014

En concreto, Google ha dedicado este año a campañas políticas un total de US$1,43 millones, frente a los US$1,40 millones de Goldman, apodado en Estados Unidos como «Gobierno Sachs» por sus conexiones en las altas esferas. Hace tres años, el volumen total de donaciones de la empresa de Silicon Valley apenas era un tercio de la de Wall Street.

Los datos se conocen a sólo tres semanas de las elecciones legislativas que pueden cambiar los poderes en el Congreso. Hoy en día, la Cámara de Representantes está dominada por los republicanos y el Senado, por los demócratas. Esto se ha traducido en la práctica parálisis de los proyectos del demócrata Barack Obama, pues el poder para aprobar leyes corre a cargo de esa mayoría republicana en la Cámara.

Ahora los poderes vuelven a estar en el aire y los datos muestran que las tecnológicas no quieren perder la oportunidad de ganar influencia en las altas esferas políticas, sobre todo en los tres temas que más preocupan hoy a Silicon Valley: la privacidad ante los escándalos de espionaje; los cambios en los impuestos ante las acusaciones desde EE.UU. y Europa de evasión fiscal, y la reforma migratoria, pues las puntocom están muy interesadas para contratar a personal cualificado del exterior.

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.