Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid viernes, 4 de diciembre de 2015

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo confirmó la sanción impuesta a las cinco grandes distribuidoras de cine en España por haberse concertado para uniformizar sus políticas comerciales, repartiéndose una parte sustancial del mercado español de la distribución cinematográfica. Se trata de Sony Pictures, Warner Sogefilm, Hispano Foxfilm, Universal International Pictures y Walt Disney Company Iberia S.L.

El Tribunal de Defensa de la Competencia estableció el pasado 10 de mayo que las cinco filiales españolas de distribuidoras o productoras de América del Norte habían infringido la ley y les impuso una sanción de $2,4 millones de euros (US$2,5 millones) que ya la Audiencia Nacional ordenó recalcular de modo que no excedieran 5% sobre el volumen de ventas de cada compañía, informó Europa Press.

El Supremo ha dictado cinco sentencias confirmatorias del fallo de la Audiencia Nacional en el que señala que las pruebas practicadas pusieron de manifiesto la conducta concertada de las cinco distribuidoras en la estructura de los pagos y otras condiciones de los contratos con las empresas exhibidoras, admitiendo que la coincidencia no era absoluta sino que había flexibilidad en el cumplimiento de las citadas condiciones.

Del mismo modo, las cinco sentencias del alto tribunal coinciden en que el hecho no era suficiente para desvirtuar la imputación de uniformidad porque se hacía una negociación a posteriori sobre unas condiciones comerciales uniformadas.

El Supremo dijo que si las películas eran taquilleras, más porcentaje cobraban.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.