Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co Sábado, 11 de agosto de 2018

El exfuncionario de la ANI envió una carta en respuesta de los cargos que le imputó la Fiscalía por Ruta del Sol III.

Luego de que este jueves la Fiscalía imputara nuevos cargos contra el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade,  por la Ruta del Sol III, el exfuncionario ha hecho público un comunicado en el que denuncia la “infundada persecución” contra él por parte de este organismo.

“Me preocupa, por mi familia y por mi país, la infundada persecución de la Fiscalía y la parcialización que favorece intereses contrarios a los de la Nación. En Ruta del Sol II me han imputado cargos sin ningún fundamento, como ya se ha demostrado por todos los testimonios rendidos bajo juramento en la Corte Suprema, Procuraduría y Fiscalía”, reza la carta del expresidente de la ANI que está circulando por redes sociales.

Para los fiscales investigadores, Andrade habría cometido irregularidades  con el fin de lograr la adjudicación del Otrosí número 1 del contrato Ruta del Sol III, así como el Otrosí número 5 del contrato que adjudicó los estudios y diseños para la construcción de Puente Plato en el departamento de Magdalena.

Hay que recordar que la Fiscalía ya le había imputado cargo al exdirector de la ANI por el contrato de Ruta del Sol II, por lo que también se encuentra actualmente en detención domiciliaria.

“Yo siempre luché a favor de los intereses de Colombia y estuve al margen de los pagos ilegales que se aproximan a la escandalosa cifra de US$50 millones. Nadie se atrevió a ofrecerme sobornos porque sabían que los denunciaría de inmediato”, asegura la cartera de Andrade.

Además, asegura que su situación no es peor gracias al freno que los jueces le han puesto a la Fiscalía. “Mientras tanto todos los ejecutivos de Odebrecht y del Grupo Aval, que ordenaron o pudieron tener información sobre los pagos ilegales hechos en Colombia están libres y siendo tratados con delicadeza por la Fiscalía”, denuncia el exfuncionario de la ANI.