Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co jueves, 9 de junio de 2016

Es por eso que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), tanto en la Dirección de Signos Distintivos como en la Delegatura para la Propiedad Industrial, negó el registro de Royalton de la sociedad Blue Diamond Resorts and Hotels para la clase 34 Internacional de Niza que identifica hoteles. Con esto se limitan las instancias de la solicitante para registrar el signo, pues solo le queda dar la pelea ante el Consejo de Estado. 

 Álvaro Correa, apoderado de Hoteles Royal y socio de Baker & McKenzie, fue quien reaccionó ante la solicitud del registro Royalton pues desde su punto de vista el registro de su apoderado no solo está en la misma clase internacional, sino que al ser una marca “notoriamente conocida” debía tener una protección especial para evitar el riesgo de dilución. 

Desde 2011, e incluso antes, dijo Correa, Hoteles Royal se ha venido oponiendo al registro de marcas similares a la denominación Royal “porque considera que esto se aprovecha indebidamente de un esfuerzo y trabajo importante que han hecho para posicionar la marca Hoteles Royal y su nombre comercial en el mercado”.

En su argumento Juan Pablo Cadena, apoderado de Blue Diamond Resorts and Hotels, sostuvo que la “presencia de las letras ton hace que se marque una diferencia profunda”.

Argumentó también que al analizar el aspecto visual “un consumidor no podrá confundir a primera vista dos marcas, si estas son disímiles respecto a su extensión”.

La Dirección, liderada por María José Lamus, reseñó en la resolución que “con base en los criterios jurisprudenciales y doctrinarios de confundibilidad considera que entre Royalton y Hoteles Royal existen similitudes capaces de generar confusión entre los consumidores” teniendo en cuenta que la solicitada “reproduce” la anteriormente registrada. 

Siguiendo la disputa ante la Delegatura de la Propiedad Industrial, los resultados no fueron favorecedores para Cadena y Blue Diamond Resorts and Hotels.

No solo se reafirma que el signo solicitado reproduce parcialmente el de Hoteles Royal, sino que también apoya el estatus de marca notoria. “Las pruebas aportadas por el opositor son conducentes, pertinentes y eficaces para demostrar que la marca es ampliamente conocida en el sector económico”, dice en la resolución firmada por José Luis Londoño, delegado para la Propiedad Industrial.

Con estos resultados coincide Catherine Zea, abogada experta en propiedad industrial, quien recalcó que “la concesión del Royalton constituiría un aprovechamiento injusto de una marca notoria e implicaría una afectación de la fuerza distintiva de la registrada”.

“Nos complace mucho que la SIC haya mantenido su posición, ya que coincidimos en que la adición de la sílaba ton es insuficiente para eliminar el riesgo de confusión y asociación”, concluyó Correa.

Las opiniones

Álvaro correa
Socio de Baker & Mckenzie

“Nos complace mucho que la SIC en esta oportunidad haya mantenido su posición, ya que coincidimos en que la adición de la sílaba ton es insuficiente para eliminar el riesgo de confusión y asociación”.

Catherine Zea
Abogada Experta en Propiedad Industrial

“La concesión del Royalton constituiría un aprovechamiento injusto de una marca notoria. Además, implicaría una afectación de la fuerza distintiva de la marca Hoteles Royal”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.