Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co Sábado, 13 de enero de 2018

Los bloqueos en las vías violan la legislación y el Código de Policía.

En Colombia cada vez toman más fuerza las protestas sociales. Los casos más recientes se vienen presentando en los últimos días, en el Urabá Antioqueño y en La Vega, departamento del Cauca, que se acentúan bajo la violación de la ley del Código de Policía.

En Urabá lo que tenía como intención ser una protesta pacífica en señal de desacuerdo con la ubicación de tres nuevos peajes en la zona, terminó en disturbios, bloqueos de vías y enfrentamientos entre los manifestantes y la Fuerza Pública.

Entre tanto, en La Vega se presentan bloqueos de vías a raíz del inconformismo de pobladores de la zona rural por los cortes en el servicio de energía por la Compañía Energética de Occidente (CEO). Incluso ayer, según medios locales, fueron retenidos algunos funcionarios de la electrificadora por varios de los manifestantes.

Si bien es cierto que la protesta social y la movilización es un derecho y es legal, los bloqueos, los enfrentamientos y agresiones a la Fuerza Pública y los daños a los bienes ajenos son ilegales y atentan contra otros derechos, como el de la vida y el trabajo.

“La protesta social es válida, lícita y está amparada por normas constitucionales y legales pero debe ser una protesta adecuada, proporcional, evitando al máximo generar daños a derechos de otras personas. Bloquear una vía, obstaculizar el tráfico, quemar llantas son comportamientos que están prohibidos en el Código de Policía, esa conducta está alejada de la legislación”, explicó David Suárez, docente del Departamento Derecho de la Universidad Eafit.

Así mismo destacó que hay que garantizar la protesta y la autoridad debe respetar la protesta social, pero la misma debe llevarse por unos causes civilizados.

De acuerdo con Gabriel Clavijo, docente del programa de Derecho del Politécnico Grancolombiano, “todo bloqueo que atente contra la economía y la institucionalidad es ilegal, pero es una forma válida de expresión. Estas vías de hecho tienen implicaciones económicas, sobre todo en el caso de Urabá que es una región comercial, además pueden ser utilizadas por grupos al margen de la ley para utilizar este tipo de protestas para favorecer sus propios intereses”.

Vale destacar que el Código de Policía señala que cuando se va a hacer una manifestación de manera pacífica y civilizada se debe tener autorización de las autoridades e informar el sitio y el horario de la misma.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.