Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alexis Posso - aposso@larepublica.com.co lunes, 27 de mayo de 2019

El proceso presenta variada dilaciones y va a prescribir en el año 2022 según se conoció en la mañana de este lunes

En las últimas horas se ha conocido que otro gran proceso por corrupción contra el Grupo Nule corre riesgo de prescripción. Se trata de un préstamo por casi $26.000 millones, presuntamente ilegal que concedió la Dirección Nacional de Estupefacientes a la Sociedad Futura Concesión Autopista Bogotá-Girardot, de la que formaban parte los Nule y el hoy alcalde de Bogotá, Alejandro Char Chaljub.

El proceso presenta variada dilaciones y va a prescribir en el año 2022. El caso ya está siendo vigilado por miembros del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá pero lleva siete años estancado en la audiencia preparatoria en el Juzgado Sexto Penal del Distrito de Bogotá. En este caso también se encuentran inmersos siete exfuncionarios de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Desde el 2012 fue abierta una investigación por los delitos de peculado por apropiación, contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales y falsedad en documento público, por este préstamo con dineros del estado que terminó financiando una carretera con problemas, que duró casi 10 años en construcción.

El Distrito de Bogotá apeló a la decisión tomada por el juzgado 36 penal del circuito de esa ciudad con la que ‘salvó’ a los controvertidos empresarios Manuel, Guido y Miguel Nule de pagar $237.943 millones por el denominado carrusel de la contratación. De acuerdo con lo alegado, el Grupo Nule causó daños económicos por varios delitos entre los que figura la demora en la entrega de la tercera fase de Transmilenio en la Calle 26 de Bogotá.

Los Nule son sujeto de un fallo proferido por 19 años de cárcel por los sobornos que pagó su empresa de construcciones para obtener la concesión de este y otros contratos de obras. En la actualidad el empresario Miguel Nule se encuentra recluido con beneficio de casa por cárcel por alegados detrimentos en su salud que no pueden recibir tratamiento en una cárcel ordinaria. Guido Nulo, por su parte, recuperó su libertad el pasado diciembre.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.