Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Sábado, 3 de junio de 2017

¿En qué campos se desempeña su área de práctica?
Nosotros tenemos un grupo que está enfocado en temas de cumplimiento corporativo, en general, esto abarca los temas de anticorrupción, de competencia y derecho antimonopolio, además de tecnología y privacidad. Parecería que son muy disímiles, pero en la práctica hemos visto que los principios y el enfoque puede ser muy parecido.

El tema de Compliance esta tomando mucha relevancia, ¿cómo ven esto? 
No solo se está dando en Colombia, sino en muchas jurisdicciones. En las empresas del país, veo  que se está empezando a generar una conciencia de lo que cuesta no tener un programa de cumplimiento corporativo. Creo que las empresas que van a ser exitosas en estos temas son aquellas que firman el cumplimiento no solo para evitar multas o sanciones, sino porque entiendan que el incumplimiento de las normas anticorrupción tiene muchos costos más allá de los financieros, como los humanos, las investigaciones o los costos reputacionales.

Además de estas afectaciones, ¿qué más se puede perder en el mercado frente a los demás? 
Hay un tema reputacional importantísimo, en la mayoría de los casos de las empresas que han incurrido en estas malas prácticas han implementado planes muy robustos y están cumpliendo, pero en el inconsciente de las personas queda el problema reputacional. Adicionalmente, pueden tener acciones de terceros que consideren que se les ocasionó un daño.

¿Cómo trabajan este tema con las compañías?
Lo trabajamos en varias dimensiones, hacemos muchos entrenamientos, presenciales para las empresas, porque parte de la responsabilidad de una empresa es darle a conocer a los empleados y contratistas, cuáles son sus obligaciones en materia de cumplimiento corporativo. Una firma responsable es aquella que enseña a sus empleados cuáles son los estándares y sus expectativas. Hacemos también valoraciones de riesgo, pero si los directivos no van a estar comprometidos, no va a tener éxito.

¿Las malas prácticas corporativas pueden afectar la creación de empresa y la llegada de inversión extranjera?
La corrupción siempre es un reto, pero si el Gobierno, por el contrario, adopta una política de cumplimiento y hace efectivas las sanciones, esto, sin duda, va a tener un impacto muy positivo en el tema de inversión.

¿Cuánto esperan que crezca la práctica este año?
No voy a mencionar cifras, pero sí puedo decir que va a crecer, impulsada por dos razones: que ya existe una obligación para las empresas del sector farmacéutico, tecnológico, de infraestructura y manufactura de implementar programas de cumplimiento; y porque sigue habiendo un tema de conciencia, por lo que cada día tenemos más consultas. 

Antecedentes

En cuanto al tema de  la resistencia que pueden tener algunas empresas al adoptar estos temas, Pardo afirmó que “los retos existen, pero si hay compromiso de los directivos y ellos lo transmiten así a sus empresas, esos retos se disminuyen considerablemente”. Es decir, “cuando la firma cuenta con el apoyo de los directivos es muy diferente a cuando la empresa está haciendo algo como por cumplir con un requisito legal. Se nota cuando ellas están cambiando a cuando solo quieren cumplir la norma”.

La opinión

Nicolás Lozada
Socio de Rincón Cuéllar & Asociados
“El buen gobierno corporativo permite fijar reglas de juego claras que armonizan los intereses de los socios con los de la empresa, con lo que la misma evita conflictos internos y gana en competitividad”.