Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co Miércoles, 12 de diciembre de 2012

La Contraloría General de la República abrió una indagación preliminar para determinar el detrimento patrimonial que le está generando al Estado el manejo de cupos en los llamados megacolegios.

El ente de control adelantó auditoría sobre 40 megacolegios que se construyeron para dar cupo a 20 mil estudiantes aproximadamente y encontró que solo se han utilizado 15.000, de manera que hay 5.000 cupos que no se han proveído.

Adicionalmente, de esos 15.000 cupos, únicamente 800 corresponden a estudiantes provenientes de población desplazada.

“El resto de los estudiantes fueron sencillamente trasladados de las escuelas que ya existían en los departamentos a los megacolegios, para llenar esos cupos”, explicó el Contralor Delegado para el Sector Social, Mario Solano.

Con base en los respectivos estudios de suficiencia, la Contraloría considera que no se está cumpliendo el objetivo de los megacolegios y se les está pagando a unos operadores por unos cupos previamente establecidos, lo cual está generando ahora mayor detrimento patrimonial para el Estado en la educación.