Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Martes, 10 de marzo de 2015

Raphael Picciotto, director financiero de PDC Vinos y Licores, firma responsable de producir el reconocido Brandy Domecq manifestó que “la industria de bebidas alcohólicas nacionales actualmente asumen como costo la tarifa del IVA de 16% cuando pagan por los bienes y servicios utilizados para la producción de licores”.

A diferencia de ellos, los importadores de licores extranjeros descuentan el IVA en el momento en que el producto es exportado en el país de origen.

Para Picciotto, “esto es una forma de discriminación en contra de los productores de licores colombianos, pues genera costos superiores a los que tienen los importadores”. Según el directivo “esto le da ventaja competitiva al producto importado”.

En este sentido, Picciotto dice que existe una propuesta por parte de varias agremiaciones de productores nacionales en la que se les permite descontar el IVA pagado en el momento de la producción, del que se paga en el momento de vender el producto final. Con esto se esperaría que se creen mejores condiciones la competencia entre productos nacionales y extranjeros.

Sin embargo, afirma que “sería aún mejor si en lugar de permitir descontar el pago del IVA, se eximiera completamente a la industria privada del licor de este impuesto, en el momento de la compra de insumos, con el fin de no afectar el flujo de caja de los departamentos”.

Según el director financiero de PDC Vinos y Licores, “si no se busca la forma de reducir los costos de producción de los industriales del licor nacional, el Gobierno estaría incumpliendo los compromisos de igualdad y transparencia que ha adquirido con los países con los que ha firmado Tratados de Libre Comercio y esto estaría visto muy mal incluso internacionalmente”.

A Picciotto le preocupa este tema en especial porque considera que existe una posibilidad de que se aumente en un futuro cercano la tasa del IVA en la próxima reforma tributaria, lo que agravaría la situación de desigualdad frente a los importadores de licores.

Raphael Picciotto concluye diciendo que “de no tomarse medidas para equilibrar el mercado de licores, los productores nacionales privados se verían en la necesidad de trasladar sus plantas de porción en el exterior”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.