Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Jueves, 26 de marzo de 2015

Los parlamentarios opuestos a la medida, elaborada tras los asesinatos ocurridos en enero en París a manos de islamistas armados, argumentaron que es muy amplia y socavaría las libertades civiles.

La medida entró en vigor de forma inmediata el mes pasado, cuando fue aprobada como parte de un decreto antiterrorista más amplio, que debe ser aprobado por el Parlamento en la primera mitad de abril para que se convierta definitivamente en ley.

Sin embargo, el primer ministro, Matteo Renzi, pidió que el espionaje remoto de computadoras sea retirado del decreto antes de su aprobación.

La medida habría convertido a Italia en “el primer país europeo que legaliza y autoriza de forma explícita y amplia que el estado realice búsquedas remotas en computadoras y use sistemas de espionaje”, dijo el legislador Stefano Quintarelli, miembro de un pequeño partido centrista que respalda a la coalición gobernante.

El viceministro del Interior, Filippo Bubbico, indicó que el Gobierno seguirá debatiendo formas de permitir el acceso remoto a los equipos de supuestos terroristas en el marco de otra ley que está siendo discutida ahora en el Parlamento.

Las nuevas leyes antiterroristas de Italia fueron usadas por vez primera en una investigación que concluyó el miércoles, con el arresto de dos albaneses y un italiano acusados de intentar reclutar a personas para combatir con Estado Islámico en Siria e Irak.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.