Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 26 de julio de 2019

Esta es una estrategia ejecutada en el desarrollo del plan nacional de seguridad ‘El que la hace la paga’

A través de la estrategia de la Policía Metropolitana de Bogotá contra el hurto en todas las modalidades. Con esta operación se desplegó toda la capacidad investigativa e institucional, la cual contó con la coordinación de la Fiscalía General de la Nación y el apoyo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de Justicia del Distrito.

Los resultados reportados son: en 49 allanamientos se logró la desarticulación de 18 estructuras delincuenciales.

El operativo dejó como resultado la captura de 522 personas dedicadas al hurto en todas sus modalidades, las cuales, delinquían en las 19 localidades de la ciudad capital, donde afectaban a peatones, comerciantes, conductores de vehículos particulares, de servicio públicos, entre otros.

Fueron capturados en flagrancia 403 personas, de las cuales el 32 por ciento fueron enviadas a centro carcelario y el 68 por ciento se encuentra en proceso de judicialización por los delitos de hurto calificado y agravado, concierto para delinquir.

De igual forma, fueron capturadas 107 personas por orden judicial, las cuales se encuentran con medidas de aseguramiento intramural.

Dentro de las estructuras desarticuladas, se encuentran ‘Los Rapiña’, sindicados de hurto agravado y concierto para delinquir; sus cinco integrantes fueron identificados en 50 procesos judiciales. Su acción delincuencial se centraba en las localidades de Kennedy, Bosa, Fontibón, San Cristóbal y Chapinero, donde despojaban a las víctimas de sus pertenencias mediante la modalidad de atraco y cosquilleo.

Igualmente, fue golpeada la banda ‘Los Piñeros’, integrada por cuatro personas dedicadas al robo de bicicletas en las ciclorrutas de las localidades de Suba, Usaquén y Rafael Uribe. Se pudo determinar que los detenidos se encuentran implicados en 21 procesos; además, son recurrentes en los delitos de hurto, porte de estupefacientes, homicidio, amenazas, violencia intrafamiliar, lesiones personales y acto sexual violento.

De igual manera, en coordinación con la Fiscalía, se logró realizar la extinción del derecho al dominio de 9 inmuebles y vehículos a la denominada banda ‘Santafe’, dedicada a la explotación sexual de menores, proxenetismo y estímulo a la prostitución.

La acción policial contó con 1.200 uniformados de las Seccionales de Investigación Criminal (Sijin), los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula), la Seccional de Inteligencia Policial (Sipol), Grupo de Operaciones Especiales (Goes), Comando de Operaciones Especiales (Copes), los Escuadrones Móviles Antidisturbios (Esmad), los grupos de Fuerza Disponible y Vigilancia, el Plan Cuadrantes, así como drones y un helicóptero que, desde el aire, vigiló el procedimiento de los 49 allanamientos que permitieron la desarticulación de 18 estructuras delincuenciales, con un promedio de cinco integrantes cada una.

Estructuras desarticuladas

 

Los Marcadores: Conformada por 10 integrantes, se caracterizaban por el hurto a personas en la modalidad de atraco con arma cortopunzante en la Plaza La Mariposa, ubicada en la localidad de Santa Fe. Dentro de la investigación adelantada por las autoridades se lograron documentar 55 casos.

Los Orientales: Integrada por 11 personas, fueron imputados por los delitos de concierto para delinquir y hurto agravado. Su actividad delincuencial fue documentada en 51 procesos registrados en la localidad de San Cristóbal.

Los Ambulantes: A sus seis integrantes se les logró documentar 32 casos registrados en la Plaza de las Nieves, en la localidad de Santa Fe (carrera 7 entre calles 16 y 19), donde marcaban a sus víctimas para posteriormente hurtarlas mediante la modalidad de cosquilleo. Entre los antecedentes judiciales de los capturados, se encuentran los delitos de receptación, injuria, lesiones personales e inasistencia alimentaria.

Las Alfas: Conocidos en el sector de María Paz, de la localidad Kennedy, por cometer raponazos y atracos con arma blanca a peatones. Así mismo, sus siete integrantes aparentaban ser recicladores para romper vidrios de los vehículos y robar las pertenencias de los ocupantes. Se lograron documentar 21 casos.

Los Pecas: banda delincuencial dedicada al hurto a personas mediante la modalidad de atraco; en la actividad ilícita, utilizaban un vehículo.

Los Curtidos: Inmersos en 37 procesos sus siete integrantes eran liderados por una mujer conocida como ‘Mery’, quien se encargaba de ‘esconder’ los elementos robados en dos inmuebles; en la actualidad, se encuentran en proceso de extinción de dominio. Los capturados interceptaban a sus víctimas en horas de la noche, cuando retornaban a sus hogares, ubicados en los barrios San Carlos y San Benito, en la localidad de Tunjuelito.

Los Cobra: Sus cinco integrantes se ubicaban en el sector de República de Venezuela, en localidad de Ciudad Bolívar, en donde despojaban de sus pertenencias a sus víctimas, que esperaban el transporte público en los paraderos. Así mismo, amenazaban a los operadores de los vehículos para que no cerraran las puertas y así poder cometer los hurtos. Se lograron documentar siete casos.

Los Chachos: Conformada por seis personas; esta estructura se dedicaba al hurto a vehículos bajo la modalidad de atraco, en las localidades de San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Tunjuelito y Kennedy. Dentro de la investigación se logró comprobar su participación en ocho casos.

Los Rápidos: El hurto a residencia era la especialidad de esta estructura, la cual mediante la modalidad de violación de cerradura y ventosa ingresaban a inmuebles de las localidades de Suba, San Cristóbal y Tunjuelito, para llevarse objetos de valor.

Los Z: Utilizando armas de fuego, sus cinco integrantes sometían a los empleados de empresas repartidoras que cubrían las rutas de las localidades de Suba, Usaquén, San Cristóbal y Tunjuelito. Se logró establecer su participación en nueve casos.

 

Los Leales: Señalados de participar en siete casos de hurto en almacenes de grandes superficies, avaluados en 45 millones de pesos. Esta estructura, conformada por cuatro mujeres, tenían su zona de injerencia en las localidades de Suba y Engativá, en los municipios de Cota y corregimiento de Padilla, en Cundinamarca, donde actuaban bajo la modalidad de mechero.

Los Carteristas: Tres mujeres conformaban la estructura que se dedicaba al hurto a personas y comercio bajo las modalidades de cosquilleo, factor de oportunidad, mechero y escapeo, en las localidades de Suba, Engativá, Usaquén, Chapinero, Bosa y el municipio de Mosquera, Cundinamarca. Las autoridades lograron documentar 11 casos.

Los Tabaqueros: Dedicados al hurto a personas bajo la modalidad de atraco con arma de fuego; sus principales víctimas eran los conductores de carros repartidores. La zona de injerencia de sus tres integrantes era la localidad de Usme.

Está operación tiene dos antecesores y son las operaciones Metrópoli l y ll, cuyos resultados fueron entregados en abril y junio, respectivamente. Para la primera se desarrolló en 15 localidades se hizo este operativo, con más de 260 capturas. Los criminales se dedicaban al hurto de celulares, de establecimientos, de computadoras, al hurto callejero y a la microextorsión.

Mientras que en la segunda fueron capturadas 175 personas, que pertenecían a 10 estructuras criminales y permitió la recuperación de 40 bicicletas y fueron incautados 300 teléfonos celulares, entre otros.

La mayoría de los capturados eran reincidentes y algunos de ellos tenían prisión domiciliaria. 64 de estas personas tienen hasta ocho procesos judiciales cada uno por hurto de celulares, a residencias, vehículos en la modalidad de atraco y microtráfico.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.