Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrés Emilio Vargas - anvargas@larepublica.com.co miércoles, 20 de febrero de 2013

La Empresa de Energía de Bogotá S.A ESP no podrá usar su marca Decsa si decide incursionar en el sector del gas, debido que otra organización tiene un nombre comercial similar, se trata de Desca Colombia S.A.

Esta última firma, que ofrece servicios en el área de las telecomunicaciones, software, investigación industrial y científica, entre otros, presentó oposición ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) porque en su parecer “hay similitud y confundibilidad entre el signo solicitado y el suyo”.

La SIC consideró que “el consumidor no dispondría de los elementos necesarios y suficientes que le permitan diferenciar, en primera instancia el producto, y, en segundo lugar, el origen empresarial, presupuesto indispensable de registrabilidad”.

Así, le halló la razón a la empresa de tecnología y le impidió a la agrupación de energía registrar su marca mixta en la clase 42 de la Clasificación Internacional de Niza, que corresponde a servicios científicos, tecnológicos, de investigación, software, entre otros.

El problema radicó en la similitud de dos palabras, a saber Decsa y Desca (CS/SC). Luego de un cotejo marcario se determinó que tienen parámetros ortográficos, visuales y fonéticos muy similares que impiden una distinción. Esta palabra fue la causante de la irregistrabilidad, a pesar de que estuviera acompañada por una expresión larga como lo es el título completo del Grupo Energía de Bogotá.

La Empresa de Energía de Bogotá, tendría entre sus planes el negocio del gas y si quiere abrirse a este mercado en un futuro, deberá tener un cambio en su marca, pues aunque cuenta con los registros en las clases 35, 36, 37, 39 y 41, no podría usar el signo en la clase 42, que según fuentes de la empresa, utilizarían para este sector. Así las cosas no podrá operar como Decsa Grupo Energía de Bogotá en este segmento. El secretario general de la EEB, Mario Trujillo, aseguró que cuando se hizo el registro ante la SIC se estaba previendo una posible incursión en otras áreas de negocios en el futuro. “Se intentó asegurar todo en un trámite”, dijo Trujillo.

Según la decisión de la SIC, ambas empresas estarían en la ‘misma’ línea.

Aunque la EEB por el momento no ofrece servicios de gas ni tampoco la firma opositora Desca Colombia, se tomó como base el supuesto de que por ser áreas afines y haber una conexidad competitiva en cualquier momento podrían tener presencia en el mismo mercado. Esto, asimismo, lo acrecienta el hecho de que “ambas empresas tienen medios de publicidad parecidos”, lo cual generaría confusión en el mercado.

Mario Trujillo aseguró que la no registrabilidad de la marca mixta para los servicios comprendidos en el numeral 42 de la Clasificación Internacional de Niza “resulta inocua, puesto que aún no se tiene presencia en ese mercado”. El reconocimiento de esta organización en el mercado nacional no implica algún riesgo en el caso que se adhiriera otra empresa. Hoy, la EEB tiene registro de la Superintendencia en cinco clasificaciones con su marca Decsa Grupo Energía de Bogotá.

Hace cuatros años cuando el ex presidente Álvaro Uribe Vélez dio el visto bueno para la venta de la Empresa de Energía de Cundinamarca, Codensa y Decsa se unieron con el fin de adquirirla. Desde ese entonces comenzaron los registros de la nueva empresa para incursionar en las diversas actividades económicas. Solo tuvieron un obstáculo, y se debió a ‘cuestiones gramaticales’.

Hasta el momento en la SIC no reposa algún recurso de apelación, por lo que este ‘lío’ no tendrá más de qué hablar. Este proceso se inició en noviembre de 2012 y tardó casi 24 meses para su resolución.

Por su parte, la empresa Decsa Colombia S.A continuará con su trabajo para oficinas. Para su historia queda la ‘batalla’ que le ganó a la gigante bogotana.

Usualmente cuando se presentan estas disputas se desarrollan competencias paralelas entre los abogados que los representan. Los representantes legales de dichas corporaciones, en su gran mayoría, no actúan como apoderados. Esto se debe en parte a que se requiere un conocimiento especializado para atender algunas situaciones. Contratar a a un abogado es una buena solución.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.