Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 24 de abril de 2013

Lucy Elvira Luna Albarracín, esposa del ex senador Iván Moreno Rojas, no aceptó el cargo de concusión que le imputó la Fiscalía por supuestamente haber presionado con el entonces congresista para obtener dos áreas en la concesión Bogotá - Girardot a cargo del Grupo Nule.

“No acepto los cargos y soy inocente”, señaló Luna Albarracín cuando fue cuestionada por el juez 62 de Garantías.

El ente acusador señaló que “abusaron del cargo” de Moreno “e invocaron sus influencias con Samuel Moreno”, entonces alcalde de Bogotá, con el fin de “constreñir” a los miembros del grupo para que le entregaran a Luna Albarracín o a algunas de sus empresas dos áreas “con el fin de que se situaran dos estaciones de servicio”.

Juan Vicente Valbuena, fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, mencionó que esto se hizo “bajo la amenaza de que se afectarían las relaciones de contratación del Grupo Nule” con el Distrito Capital.

El fiscal añadió que con esta acción “se lesionó el bien jurídico de la administración pública, pues fue usada indebidamente la investidura de un senador para un propósito indebido”.

Entre las pruebas que tiene el ente acusador se encuentran varios testimonios como los de Mauricio Galofre y Miguel, Manuel y Guido Nule. Además, por lo memos dos correos electrónicos: uno de Álvaro Dávila dirigido a uno de los Nule en el que envía el formato del contrato para la entrega de esas zonas para las estaciones de servicio.

Otro de Luz Stella Alzate Martínez, representante legal de InverProyectos Densill, a Luis Rafael Monterrosa, representante legal del Grupo Nule, en el que solicitaba que luego de la firma del contrato para la entrega de esas zonas se hiciera “lo pertinente” para la gestación de las estaciones de gasolina.

La Fiscalía también tiene informes del CTI sobre los movimientos migratorios en las supuestas reuniones fuera del país que se habrían presentado. Que habrían formado parte de las presiones de las que supuestamente fueron objeto el Grupo Nule.

Dichos constreñimientos, como los califica el ente acusador, se habrían dado entre julio de 2008 y abril de 2009. Las reuniones se habrían realizado en Miami, la casa de los Moreno Rojas en la localidad de Teusaquillo y en las oficinas de la concesión Bogotá - Girardot.

Si es hallada culpable, la esposa de ex congresista podría pagar una pena entre los 96 y 180 meses de cárcel.

Otro preacuerdoAnte la juez 16 de Conocimiento, la Fiscalía General presentó el preacuerdo al que se llegó con el ex subdirector del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Luis Eduardo Montenegro, y en el que se compromete a ser testigo del ente acusador en otros procesos del escándalo del carrusel de la contratación.

El próximo 9 de mayo la juez dará a conocer si avala o no este preacuerdo, paso necesario para que entre en vigencia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.