Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla sábado, 23 de marzo de 2019

La primera presidencia será asumida por el mandatario chileno, Sebastián Piñera

Durante la primera jornada se reunieron representantes de varios Estados de la región, entre los que se encontraban los presidentes de Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay y Perú.

Un punto importante a resaltar es que no fueron los presidentes de Uruguay, Guyana, Bolivia y Surinam, quienes enviaron a sus representantes como observadores de la primera cumbre de Prosur.

“El presidente Duque está sentando las bases para que Colombia pueda despegar”, dijo el mandatario chileno Sebastián Piñera, quien comentó que el organismo nace para generar una integración regional fuera de toda ideología.

La primera conclusión a la que llegaron los jefes de Estado después de esta cumbre es que la región necesita un organismo de integración.

La crisis migratoria venezolana y los pactos de cooperación internacional serán la base sobre la que empezará a actuar esta nueva institución multilateral.

Duque aseguró que con la reunión de este viernes “estamos recuperando el sentido de una integración conceptual más que basada en ideologías, basada en principios en la defensa de la democracia”.

Frente a esta pretensión, Ildikó Szegedy-Maszák, analista de política internacional y docente de la Universidad Javeriana, comentó que “es importante ver cómo puede afectar Prosur a los otros mecanismos de integración nacional como Mercosur o la Comunidad Andina de Naciones”.

Según datos de la Organización de los Estados Americanos y de la Cancillería, el país ha suscrito tres tratados multilaterales para pertenecer a organismos de índole parecida, los cuales son: la Alianza del Pacífico, Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones.

Sin embargo, el organismo ha recibido críticas de distintos sectores. El senador de la Alianza Verde, Antonio Sanguino, afirmó que “no me parece ninguna novedad, es todo el mismo que manejaba Unasur pero con otro nombre y con otro signo ideológico” y agregó que “los proyectos de integración regional no deben ser fortines políticos para jefes de Estado, básicamente están repitiendo lo que critican”.

La Declaración de Santiago, que fue firmada por los presidentes que participaron en la primera cumbre, se implementará de forma gradual. La primera presidencia del organismo la asumirá Chile y luego será asumida por Paraguay.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.