Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 9 de mayo de 2012

El tan mencionado principio de oportunidad por estos días en Colombia no es más que una figura introducida a la normatividad del país desde el 2004, con el cual la Fiscalía puede interrumpir la acción penal contra una persona que es acusada de cometer alguna conducta punible a cambio de recibir información importante para la investigación.

Precisamente ese mecanismo había sido empleado en el caso de los hermanos Nule, medida que fue revocada esta semana por el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, porque los investigados no cumplieron con las exigencias. El funcionario señaló que la institución se basará de ahora en adelante en cuatro puntos estratégicos para otorgar dicho beneficio a los procesados.

El primero de ellos es que quienes quieran entrar a negociar con la Fiscalía deben colaborar de tal manera que esto sirva para desarticular estructuras criminales. En segunda instancia, el fiscal General indicó que los procesados que declaren para ayudar a desarticular dichas bandas criminales deben entregar testimonios y pruebas relevantes para lograr el esclarecimiento de los hechos. En tercer lugar, se verificará qué tipo de bienes se van a devolver para el estado y a las víctimas. Y por último, será tenido en cuenta de que a pesar que se aplique el principio de oportunidad, esto no desmejore en la reconstrucción histórica de los hechos y en la verdad de lo acontecido.

Hay que tener en cuenta que el principio de oportunidad no se da siempre, ni con todos lo que infringen la ley, pues esta decisión debe estar basada en algún tipo de ganancia a la hora de buscar la verdad y de conseguir la reparación. El jurista Jaime Granados señala que es una medida permitida en la legislación Colombiana y que con ella la Fiscalía trata de ganar terreno en sus investigaciones.

'La Constitución prevé la posibilidad que la fiscalía General de la Nación se abstenga de continuar con la acción penal, es decir, renuncie a ella o la interrumpa por razones de política criminal. En algunos casos se da porque hay lugar a una justicia restaurativa', dijo.

Fernando Mejía, quien adelanta negociaciones con la Fiscalía, señaló que entiende que la polémica generada en torno a temas como el principio de oportunidad que se les quitó a los Nule o el que se le otorgó al contratista Julio Gómez por el escándalo del `carrusel de la contratación`, tiene que ver con la revisión de la política criminal por parte de la Fiscalía. 'Se han dado condenas bajas y en las que al parecer no se ha recibido la información de relevancia que se había acordado. En el caso de los Nule el fiscal consideró que no han entregado los elementos suficientes'.

Antecedentes
El martes pasado, el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, revocó principio de oportunidad que había otorgado a los hermano Nule y Mauricio Galofre. Según el mismo funcionario, los empresarios investigados no cumplieron con sus promesas de colaboración. De ahora en adelante, la Fiscalía anunció que será mucho más estricta a la hora de otorgar este beneficio, pues además de dilatar los procesos, está permitiendo que se impongan sanciones muy bajas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.