Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co martes, 16 de junio de 2015

Ahora también logró registrar su marca para jugos La Frutera, de la clase 32 de la Clasificación internacional Niza, para distinguir “aguas de mesa, aguas gaseosas, bebidas a base de jugos de frutas, bebidas a base de jugos de frutas”, a la que  entre otras, le surgió contrincante: Sabores y Experiencias Innolvidables.

La solicitud de registro, en primera instancia, le fue negada a Procafecol, pues la Dirección de Signos Distintivos decidió que la oposición de Sabores y Experiencias Innolvidables era acertada, basándose en el apartado a) del artículo 136  de la Decisión 486 de la Comunidad Andina.

No satisfecha con la resolución del caso, Procafecol, sociedad que según Bloomberg obtuvo en el primer semestre de 2014  ingresos operativos por $77,8 billones, interpuso recurso de apelación ante el Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial manifestando que su signo, La Frutera frente a  La Frutera de la Esquina, son totalmente diferentes.

Argumentó que en una visión de conjunto realizada por los consumidores, despertará en ellos sensaciones desiguales, acción que no permitirá que el usuario sufra de confusión entre las mismas. Del otro lado, para la solicitante, la marca opositora no puede pretender tener la titularidad exclusiva de la partícula ‘Fruter’,  pues la SIC ha  concedido el registro de marcas  que poseen la expresión ‘Fruter’, lo cual ocasionó que en la actualidad existan signos que comparten con La Frutera de la Esquina “elementos idénticos a los que comparte con el signo solicitado”.

Por esto, para Procafecol, la compañía rival, no puede impedir que terceros registren signos que cuenten con esa partícula, pues la marca es débil y evocativa.                          

Tras haber expuesto los razonamientos, la Delegatura los respaldó pues consideró que los productos a distinguir en Clase 32 no se relacionan “dado que estos no comparten la misma naturaleza, estructura o características”.

Por eso, para el ente, los signos encontrados pueden coexistir dentro del mismo mercado, por lo que negó la oposición de Sabores y Experiencias Innolvidables y permitió el registro de la marca La Frutera, solicitada por Procafecol.

Decisión con la que concuerda Catherine Zea, abogada de Muñoz Abogados “coincido con la decisión adoptada por la SIC puesto que el registro previo del signo, no le otorga al opositor derechos exclusivos sobre la expresión Frutera, pudiendo cualquier  competidor emplear dicho término dentro de un conjunto marcario distintivo”, expresó.

Por su parte, Juan Carlos Martínez, abogado y profesor de la Universidad de la Sabana, declaró que si bien la SIC registró la marca La Frutera, que aunque comparten elementos con La Frutera de la Esquina, no hay conexión entre los servicios que ofertan, no está de acuerdo con la decisión proferida porque estos sí pueden generar confusión en los usuarios.

Las opiniones

Catherine Zea
Abogada de Muñoz Abogados

“La decisión es acertada ya que el registro previo del signo, no le otorga al opositor  exclusividad sobre la expresión ‘Frutera’,  cualquiera puede utilizar el término dentro de un conjunto marcario distintivo”.

Juan Carlos Martínez
Abogado y profesor de la Universidad de La Sábana

“Si la SIC quería registrar la marca, debió basarse en la debilidad que presenta la marca pero no en la no conexión entre los servicios prestados por ambos signos, pues ahí, sí puede haber asociación”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.