Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Parra Dussan sábado, 18 de junio de 2016

El proyecto de Código tiene disposiciones que se aprecian adecuadas, otras generan polémica por los posibles excesos o restricciones de libertades individuales y otras tantas tranquilidad en los ciudadanos para su pacífica convivencia.

En este sentido, sabemos que en la política delincuencial existen comportamientos que han ido evolucionando a través del tiempo, por esto el nuevo Código de Policía debe ajustar sus normas a los nuevos comportamientos sociales y a las nuevas prácticas delincuenciales. 

Por esta razón, el nuevo Código busca darle herramientas a la Policía para que pueda combatir con mayor eficacia a los grupos armados ilegales y afrontar situaciones como las vividas en el Bronx en Bogotá y otros lugares similares en el país.

Hace 46 años cuando se aprobó el actual Código de Policía Decreto 1355 de 1970, no teníamos Transmilenio, no teníamos celulares, el uso de mascotas no estaba tan masivo y el delito no era tan organizado.

Uno de los puntos más controversiales, es el de la protesta social, por esto el nuevo Código contempla la figura de los gestores sociales para interactuar con los protestantes, pero en último recurso se usa la fuerza legítima que tiene el Estado para poder impedir acciones de hecho que afectan el derecho de otras personas.

El nuevo Código permitiría ingresar a los policías a espacios privados, pero únicamente bajo presupuestos fácticos en los cuales se sepa que existe una afectación a la vida y a la integridad de las personas.

De otro lado, con el nuevo Código de Policía no se permitirán grafitis en bienes culturales o zonas que no se encuentren habilitadas para ello y en caso de que una persona pinte un grafiti en estos lugares, deberá limpiarlo y dejarlo como antes.

Para no incomodar a los pasajeros, se prohibe el alto volumen en los equipos de sonido en vehículos de servicio público. 

A quienes ocasionen daño a los buses articulados del sistema masivo de transporte, se les impondrá multa para reparar los daños.

Se establecen medidas para evitar que se agreda a las personas por redes sociales o se afecte la intimidad, imponiendo multas a quienes publiquen material fotográfico de otra persona tomado en lugares privados.

La Policía podrá multar a dueños de mascotas que no recojan sus necesidades en espacio público y sancionará a quienes lleven sus perros sin collar.

En conclusión, el nuevo Código de Policía busca mejorar las condiciones de derechos y deberes de los ciudadanos, con el fin de brindar pautas adecuadas para mejorar la cultura ciudadana, reducir la intolerancia y de esa manera mejorar la convivencia pacífica.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.