Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co jueves, 3 de septiembre de 2020

Daniel Quintero, en Medellín, Claudia López, en Bogotá, y Jaime Pumarejo, en Barranquilla, son los mandatarios más populares

Tras seis meses de aislamiento por cuenta del covid-19, la más reciente encuesta de Invamer muestra que los colombianos ya no tienen a la pandemia como su prioridad. Esto, pues a la pregunta sobre cuál consideran los encuestados es el principal problema del país, solo 8% dijo que este virus. En abril el dato fue de 17% y en junio pasado de 12%.

En cambio, son cada vez más las personas que creen que la situación más apremiante del país está relacionada con el desempleo y el desempeño de la economía. La cantidad de colombianos que creen que es el problema más grave aumentó de 22% a 28%; seguido en segundo lugar por la corrupción, con 24%; el problema otros marcó 23%: y el orden público y la seguridad otro 9%.

En el caso del presidente Iván Duque, sus niveles de aprobación bajaron del dato de 41% de la encuesta de junio pasado a 38% en el sondeo más reciente. Al mismo tiempo, la tasa de desaprobación de la gestión del mandatario pasó de 52% a 55%.

“El presidente baja en aprobación tres puntos, que son los mismos en los que sube su negativo. Teniendo en cuenta que el margen de error es 5%, podría decirse que pese a los nuevos hechos que afectan al país, como la detención del expresidente Álvaro Uribe, jefe del partido de gobierno y las masacres que vuelven a visibilizarse luego de que baja la exposición mediática del covid, a Duque no le va mal y empieza a crear una especie de efecto teflón, que debe agradecérselo a la narrativa del covid que le llegó justo en el momento en que tenía su peor imagen”, explicó Carlos Suárez, CEO de Estrategia & Poder.

Quintero sigue liderando

Respecto a los alcaldes, a pesar de registrar una caída en su aprobación de 84% a 71%, el mandatario de Medellín, Daniel Quintero, se mantiene como el más popular. Por su parte, su desaprobación también creció en la última encuesta de 14% a 25%.

Al respecto Miguel Jaramillo, de Jaramillo Luján, explicó que, en su concepto, son tres los factores que le pasan factura a la aprobación del mandatario: la propuesta de llevar a la ciudad médicos cubanos en medio de la emergencia del covid-19; lo relacionado con la demanda de Hidroituango y la posterior renuncia en bloque de todos los miembros de la junta directiva de EPM; y la llegada de una nueva junta que, “a todas luces, no denota un gran contrapeso y se ve debilitada en sí misma con la presencia de ciertos personajes que generan aversión en la región".

“Con la decisión de la demanda se rompió el gobierno corporativo tradicional, pues Quintero eligió un camino diferente a la triada universidad-empresa-Estado que ha gobernado el sector empresarial del Valle de Aburrá en los últimos 30 años, y esto le pasa factura, sobre todo a nivel gremial”, concluyó Jaramillo.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, es la segunda mandataria local que tiene su aprobación más alta entre sus pares. Sin embargo, cabe precisar que registró una caída en su aprobación, pues pasó de 76% en junio a 70% en el sondeo más reciente de agosto. Entre tanto, la desaprobación por parte de los capitalinos a López pasó de 22% a 25%.

En tercer lugar, se encuentra el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, quien obtuvo en la última encuesta un crecimiento drástico en la tasa de aprobación de su gestión, pues pasó de 44% a 70%, mientras que su desfavorabilidad cayó de 53% a 30%.

“El fenómeno de Pumarejo también está íntimamente relacionado con el covid. Barranquilla fue la primera de las grandes ciudades golpeadas por el pico de la pandemia y eso golpeó severamente los primeros meses de su gobierno. Los barranquilleros se comparaban con el resto del país y, al verse golpeados más que las otras grandes capitales, castigaron a su alcalde. Paradójicamente, así como fue la primera gran ciudad en entrar en la crisis covid, también fue la primera en salir del pico. Así las cosas, hoy los barranquilleros, que empiezan a sentir una tempranera recuperación, trasladan su positivismo al heredero de Alex Char”, complementó Suárez.

Detrás, se encuentra el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, quien subió su favorabilidad puesto que obtuvo entre sus ciudadanos una aprobación de 66% y una desaprobación de 28%, lo que supone una mejora en la percepción de la forma en que viene desempeñando su labor, si se tiene en cuenta que en junio registró 58% de aprobación.

Por su parte, el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, pasó de tener una aprobación de 54% a 60%. Entre tanto, su desaprobación cayó de 37% a 35%.

Noguera, con más aprobación

A nivel regional, el panorama no es muy distinto. Mauricio Aguilar, gobernador de Santander, obtuvo una aprobación de 50%, en comparación a la de junio, cuando se ubicó en 60%. Su desaprobación aumentó de 32% a 44%.

Clara Luz Roldán, en el Valle del Cauca, recibió la aprobación de 73% de los habitantes del departamento, mientras que en junio había registrado 61%. En cambio, el nivel de desaprobación de la mandataria local fue 18%, una cifra menor a la de 31% de la encuesta de junio.

En cambio Elsa Noguera, gobernadora de Atlántico, aumentó su aprobación en la última encuesta de 52% a 75% mientras que su desaprobación cayó del dato de 43% a 24%.

La encuesta de Invamer sigue analizando la gestión de Aníbal Gaviria en Antioquia. En esta, se ve como cayó su aprobación de 83% a 58% y que su desaprobación subió de 11% a 27%.

La encuesta también mide la aprobación y desaprobación de otros funcionarios públicos. Por ejemplo, aumentó la aprobación del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, de 12% a 14%. Por su parte, el contralor Carlos Felipe Córdoba presentó una favorabilidad de 6% y una desfavorabilidad de 5%. Entre tanto, el fiscal Francisco Barbosa registró una desfavorabilidad de 13%.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.