Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 20 de abril de 2012

Cortés es investigada por haber utilizado presuntamente su posición en mayo de 2007 para presionar al magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Rafael Vélez Fernández para que sancionara disciplinariamente al abogado Juan Carlos Salazar que denunció a su esposo, Manuel Rincón, por estafa.

Esa presión se habría ejercido luego que  Cortés se reuniera con el entonces presidente del Consejo Superior de la Judicatura Jorge Alonso Flechas.

"Los poderes están para servir y no para satisfacer mezquinas venganzas. Condenad y con los agravantes genéricos derivados de la posición distinguida ocupada en la sociedad y de la coparticipación criminal", González Vásquez.

Para el delgado del Ministerio Público, los testimonios del caso permiten evidenciar que Cortés sí influyó para que acelerar el proceso en contra del abogado que demandó a su esposo, inmerso en un lío jurídico por la disputa de las acciones de la empresa de cable Superview.

Vásquez dio como verídico el testimonio de la principal testigo en el caso, Carmen Cecilia Moreno Araújo, quien refirió en audiencia que supo que Rincón estaba muy satisfecho "porque Lucero Cortés le podía ayudar mucho" en el caso. La abogada también dijo que en la reunión de Cortés con el magistrado Flechas, ésta le preguntó por el número del radicado del proceso disciplinario contra Salazar.

Sobre las reuniones que tuvo supuestamente Cortés con el magistrado Flechas, ella señaló que el verdadero motivo era hablar sobre unos foros sobre el delito de la inasistencia alimentaria

La Procuraduría desestimó el dicho de Cortés y señaló que hay "prueba plena que produce certeza sobre los dos extremos del delito que requieren comprobación del hecho material típico y antijurídico y la autoría dolosa".
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.