Colprensa Lunes, 21 de mayo de 2018

Al igual que lo considera la Fiscalía, el organismo aseguró que el exgerente de la campaña presidencial de Santos puede entorpecer la investigación

Ante el Juez 45 con función de Control de Garantías, Freddy Bustos, procurador del caso, aseguró que acoge la solicitud de la Fiscalía de dictar detención para Roberto Prieto Uribe, exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, y quien es procesado por su presunto vínculo con la firma brasileña Odebrecht.

“Lo que dijo la Fiscalía es que el señor Roberto Prieto Uribe puede entorpecer la investigación y a juicio del Ministerio Público el ejercicio que hizo la Fiscalía en punto a demostrar que la medida de aseguramiento restrictiva es para garantizar la obtención de la información, llevan al Ministerio Público a acompañar la medida de aseguramiento con el fin de proteger las pruebas para que se conozca la verdad”, dijo Freddy Bustos el procurador del caso.

En medio de la diligencia judicial Prieto Uribe tomó la vocería y leyó una carta en la que menciona a su padre, su familia y el daño que ha causado los señalamientos de la Fiscalía en su vida profesional y personal.

“En interrogatorio con la Fiscalía reconocí que le di vía libre a una aprobación previamente financiada. Su señoría que podría decir mi familia y en especial mi padre cuando un medio de comunicación titula que Roberto Prieto ha traicionado a su padre, a través suyo su señoría le respondo a ese medio impreso que yo no he traicionado a mi padre (…)”, dijo Prieto Uribe.

Pese a que el juez lo dejó intervenir, indicó que la audiencia no era el escenario propicio para realizar los señalamientos, por lo que la diligencia continuó y continuó con su intervención el abogado defensor.

Por otro lado, el pasado 7 de mayo, Prieto Uribe se declaró inocente por los cargos de enriquecimiento ilícito de particulares, falso testimonio, tráfico de influencias, falsedad en documento privado e interés indebido en la celebración de contratos que le endilgó la Fiscalía.

En la diligencia, la fiscal del caso reveló una serie de testimonios que vinculan a Prieto Uribe con irregularidades registradas en el marco de la campaña presidencial que le dio la reelección al presidente Santos.

“Es evidente que a las arcas del señor Prieto ingresaron dineros producto de sus acciones en su condición de gerente de la campaña presidencial y se evidenció lo que se desprende de las maniobras que alentó para que a su patrimonio ingresaran 650 millones de pesos, producto de las influencias e irregularidades que ejecutó”, dijo la fiscal durante la imputación de cargos.

La Fiscalía manifestó que fue a través de interceptaciones telefónicas que se conocieron los presuntos actos del exgerente de la campaña de Santos.

“Se verifica en esas llamadas que el indiciado sabía perfectamente que estaba al tanto del mismo, al punto que como claramente lo mencioné, lo debate con sus amigos Eduardo José Zambrano y Andrés Guillermo Giraldo”, dijo la fiscal.

La Fiscalía indicó que el comité financiero fue el que hizo el contacto con miembros de la campaña y Odebrecht para obtener esos dineros.

“Fue el comité financiero el que buscó el aporte de Odebrecht y este se materializó para el caso de los afiches por valor de 450.000 dólares”, manifestó.

Según el relato de la fiscal, para que se llevara a cabo este aporte fue necesario un desayuno al que asistieron miembros del comité financiero junto con Eduardo José Zambrano y Luis Antonio Bueno, “pero finalmente quien coordina todo para que se hiciera efectivo este aporte fue el señor José Roberto Prieto Uribe, tal como lo señala en un primer momento Luis Antonio Bueno”.

La Fiscalía manifestó que en desarrollo de la investigación, Prieto Uribe faltó a la verdad sobre su vínculo con los hechos.

“Roberto Prieto, de manera vehemente, enfática, señala unas veces bajo juramento y otras bajo versión libre que nada tuvo que ver con el tema de afiches elaborados por la entidad Impressa Group, de María Fernanda Valencia, otra es la versión de estas personas”, dijo.