Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Sábado, 21 de febrero de 2015

En territorio nacional, la Ley 140 de1994 reglamenta la publicidad exterior visual y  la regulación y vigilancia se da por las autoridades locales. En caso de que se ubique en lugares prohibidos con exceso de avisos y se construyan nuevas edificaciones o distorsiones en el perímetro urbano, las multas podrían ir de uno y medio a 10 salaríos mínimos legales vigentes, lo que implica una sanción entre $966.525 y $6.443.500.

Si a esto se le suma que de acuerdo al Consejo Nacional Electoral (CNE) hay más de 155 investigaciones en curso por publicidad electoral extemporánea, las sanciones pecunarias aumentarían. De acuerdo a la norma, los candidatos podrán inscribirse desde el 25 de junio, pero solo desde el 25 de julio, es decir 90 días antes de las elecciones podrán promocionar sus nombres y propuestas en el espacio público mientras en medios de comunicación es legal 60 días antes.

Felipe García, vicepresidente del CNE, explicó que las investigaciones siguen abiertas y una vez se  registren las personas como candidatos podrían sancionarse con multas que van de $11 millones a $110 millones.

Pero esto no es todo, de acuerdo con estudio de publicidad exterior realizado por Cifras y Conceptos, los ciudadanos se sienten vulnerados por la contaminación visual.

En la capital del país 45% de los encuestados se sienten afectados por avisos visibles desde la vía pública; 27%, por avisos en fachadas; 26%, por carteles,  y 23% por publicidad en vallas tubulares.  A pesar que no son los elementos que generan mayor contaminación al estar por debajo de lo de las basuras (31%), el ruido (13%) y el tráfico (12%), los bogotanos consideran que la mayor afectación del paisaje y del patrimonio histórico y cultural va por cuenta de los grafitis (26%), pendones y pasacalles (18%), avisos en fachadas (15%) y vallas tubulares (3%).

Cesar Caballero, director de Cifras & Conceptos,  dice que “a finales de octubre serán 16.000 cargos de elección popular  los que se elegirán y si se tienen en cuenta 3 candidatos por cada cargo son aproximadamente  48.000 personas que se harán notar en las elecciones”; por lo cual, no se puede obviar que en Bogotá se considera que los grafitis y los volantes hacen parte de los elementos que mayor contaminación genera en la ciudad.

En promedio una valla de 12 metros por 4 metros con una buena ubicación (carrera 15 con calle 100 en Bogotá) incluyendo diseño, producción y arrendamiento puede costar un poco más de $60 millones. Una de las grandes críticas al sistema electoral es que los candidatos incluyen dentro de sus presupuestos no solo el costo de  las vallas o de los formatos para promocionarse, sino también de las multas. Haciendo un cálculo preliminar, el costo de una sola valla que se pase por la faja la ley puede llegar a ubicarse en $177,4 millones. 

Manuel Rodríguez, director del Centro de Investigaciones en Ingeniería Ambiental de la universidad de Los Andes,  afirmó que la forma como se tasan las multas no tiene en cuenta  el impacto que pueden generar, por lo que no son disuasivas y por eso los políticos obtienen más beneficios violando la ley que cumpliéndola. Una posición muy distinta tiene Roy Alejandro Barreras, concejal de Cali del Partido de la U, quien aseguró que aún la ciudad no está al nivel de Barranquilla, “he visto algunos candidatos que han empezado a pegar afiches y hasta vallas,  pero no veo que el problema se esté desbordando, hay candidatos que están buscando el aval de sus partidos y uno entiende que se tienen que dar a conocer”.

García agregó que  esta semana  el CNE expedirá la resolución que dará una pauta para los topes de cada tipo de forma de publicidad  (prensa, radio o vallas entre otras) categorizándolos de acuerdo a cada municipio. En el caso de la capital del país, reposan en el CNE   cuatro investigaciones por publicidad electoral extemporánea, la Secretaría de Ambiente es la entidad encargada de regular que se cumpla la ley en cuanto a contaminación visual.

Alba Isabel Pulgarín, subsecretaria encargada de espacio público y control territorial de Medellín, aseguró que de las 800 vallas que tiene la ciudad solo 5% se destinan para la época electoral. Así mismo, solo se permite un pasacalle por cuadra”. “Acá se crea una comisión electoral conformada por el Alcalde, el Secretario de Gobierno, el Registrador y  un miembro de cada partido, donde se aprueba la cantidad de vallas y el monto de las sanciones que para el año pasado estuvieron entre $10 millones y $15 millones”, agregó Pulgarín.

Por el contrario, María Virginia Romero, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico de Cali,  afirmó que allí sí se comenten muchas infracciones. A inicios del año pasado los candidatos a la Cámara de Representantes y Senado tapizaron la ciudad con sus rostros y 99% de las vallas instaladas no cumplía con los permisos.

Habrá que ver cómo continúa la contaminación visual por cuenta de las elecciones que se realizarán en octubre y las jugosas sanciones que buscarán mayor control.

Precandidatos en la mira
En la mira tiene el CNE a posibles aspirantes políticos por publicidad extemporánea. En Bolívar,  donde hay más investigaciones, sobresale Antonio Quinto Guerra y William García,  José Anaya Donado y César Anaya. En Antioquia, Liliana Rendón y Bernardo. En Magdalena,  Adolfo Ceballos y Jorge Luis López han dejado ver sus intenciones. Mientras en Valle del Cauca, Carlos Andrés Clavijo y Roberto Ortiz han tenido problemas. En Risaralda, María Irma Noreña y Juan Carlos Valencia. En la capital del país, Rafael Pardo y Francisco Santos.

Las opiniones

Felipe García
Vicepresidente Consejo Nacional Electoral

“Desde el punto de vista de la razón, la norma pretende el equilibrio democrático, pero desde el punto de vista de la ciudadanía este panorama lleva a reflexionar que si los candidatos hoy en día no muestran respeto por la ley, ¿qué se puede esperar cuando dispongan del presupuesto de sus ciudades?”.

Manuel Rodríguez
Dir. CIIA de la Universidad  de Los Andes

 “La forma como se tasan las multas de contaminación visual en el territorio nacional no son tasadas bajo el impacto que pueden generar por lo que no son disuasivas y por eso los políticos obtienen más beneficios violando la ley que cumpliéndola, esto debería de cambiar para este año”.

Alba Isabel Pulgarín
Subsecretaría (E) del espacio publico enMedellín

“Acá se crea una comisión electoral conformada por el Alcalde, el Secretario de Gobierno, el Registrador y  un miembro de cada partido, donde se aprueba la cantidad de vallas y el monto de las sanciones que para el año pasado fueron de $10 millones a $15 millones”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.