Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa domingo, 8 de septiembre de 2013

La Fiscalía General está más activa que nunca. Para la muestra, los resultados que ha reportado al reactivar, con decisiones, procesos que se creían olvidados. Este es el caso de Drogas La Rebaja, cadena contra la cual se propuso la extinción del dominio de 883 bienes tras los cuales se mantenían vivos los dineros ilegales de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, exjefes del desaparecido Cartel de Cali.

Julián Quintana es quien desde hace un año dirige los destinos de la Unidad de Lavado de Activoshabló sobre los hallazgos.
 
Se creía que La Rebaja estaba saneada y que había salido de la Lista Clinton… ¿no? 
Hay que entender que la Lista Clinton no tiene relación con la responsabilidad que se busca en Colombia. Las negociaciones que se dieron en Estados Unidos con los Rodríguez buscaban que sus familias y sus bienes fueran excluidos. A la par de esto, en el país se ha seguido buscando la responsabilidad familiares, directivos y testaferros. 
 
¿Cómo se dio esa operación? 
La priorización de delitos permitió crear un grupo especial de 25 funcionarios quienes tuvieron el caso de Drogas La Rebaja como única prioridad. Además contamos con la cooperación de la Dian, la Uiaf, la Policía, entre otras entidades. Esto permitió actualizar este caso. 
 
¿Cuánto tiempo les tomó esta investigación? 
Después de 10 años priorizamos la investigación y en casi dos tras recopilar las pruebas y hacer los informes contables, se estableció que en esta empresa seguían existiendo dinero ilícitos. 
 
Ustedes hablaron de 883 establecimientos de comercio, ¿todos vienen de la década los 80 ó 90? 
 
No. En ese tiempo eran 344. 
 
¿De dónde salen los 883? 
Lo que sucedió es que los herederos del Cartel de Cali, tratando de romper el vínculo con el dinero ilícito se asociaron con empleados a quienes les pidieron crean una cooperativa. Así nació, en 1996, la cooperativa Copservir, con ello quisieron lavar el dinero y el nombre de la compañía. 
 
¿Quién controlaba las operaciones? 
Lo seguían teniendo los Rodríguez Orejuela, a pesar de los contratos que se tenía de por medio. Esto permite entender que los dineros, los dividendos de este negocio lo seguían teniendo los Rodríguez. 
 
¿De cuánto dinero se  habla? 
Cuando se vendió la cadena se habló de precios irrisorios. En ese entonces el negocio fue por $35.000 millones, hoy tiene un valor de entre US$20.000 y US$25.000 millones. Esto pone en blanco y negro una simulación y permite establecer que el dinero que se ha manejado es producto del narcotráfico. 
 
¿Tienen certeza para no temer porque el caso se les caiga? 
Nosotros tenemos el acervo probatorio para demostrar ante los jueces que estas droguerías tienen dineros del narcotráfico, por lo que tiene que ser extinguidas. Ya serán los jueces los que decidan si nos dan la razón a nosotros o a La Rebaja. 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.