Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co sábado, 4 de julio de 2020

La denuncia radicada por el representante Mauricio Toro es por la presunción del uso indebido de los bienes del Estado en el viaje

Después de varios días en los que se ha cuestionado al Fiscal General y el viaje que realizó el pasado puente festivo a la isla de San Andrés junto a su mujer, su hija y una amiga supuestamente para realizar labores de vigilancia en medio de la cuarentena, Barbosa se defendió ante la opinión pública.

“Sobre el tema que se ha planteado sobre paseos, yo jamás expondría a mi hija a una situación de peligro sanitario. No hay restaurantes, no hay playas, no hay comercio abierto”, explicó el Fiscal en rueda de prensa.

Sin embargo, el representante a la Cámara Mauricio Toro radicó una denuncia en la Comisión de Acusación para que se investigue si hubo faltas disciplinarias o penales por el viaje que realizó.

“Siempre que yo tenga la oportunidad de viajar con mi familia lo haré. No existe prohibición legal ni constitucional alguna”. Y agregó: “una vez que mi hija me comunicó que quería viajar conmigo, yo solicité los permisos pertinentes”, indicó Barbosa.

Por ahora, la Comisión deberá designar a un representante que sepa del caso y que deberá definir si hay mérito o no para abrir una investigación formal.

LOS CONTRASTES

  • Iván Cancino Abogado Penalista

    “El Fiscal tiene competencia a nivel nacional y cuando uno tiene un hijo menor no lo puede dejar solo en la casa. Yo no considero que exista una violación a la cuarentena ni uso indebido de los recursos”.

De acuerdo con Alejandro Mejía, socio y director del área de derecho penal corporativo & compliance de la firma Cáez Muñoz Mejía Abogados, la denuncia que se radicó ante la comisión es por peculado de acuerdo con el artículo 393 del Código Penal debido a que en teoría como servidor público no debió facilitar el uso del avión para sus familiares.

“Lo que se entiende como una infracción del viaje no es en si el viaje del Fiscal, sino el hecho de que sus familiares hayan usado un bien que está dispuesto exclusivamente para el servicio de los servidores públicos, como es el avión de la Policía Nacional. “En el art. 398 del Código Penal se habla de peculado por uso”, explicó Mejía.

Adicionalmente, el Fiscal también se refirió a que se ha hablado de quién sufragó los gastos del viaje, por lo que va a presentarlos y sustentará cada uno de ellos.

Además, sostuvo que si bien respeta la postura del congresista no incurrió en ninguna irregularidad, ya que su hija no salió en ningún momento del hotel en el que se encontraban, mientras que sus desplazamientos se hicieron en el marco del Decreto 749 de este año que permite los traslados de funcionarios públicos para cumplir sus labores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.