Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

josé francisco mafla - jmafla@bu.com.co jueves, 22 de noviembre de 2012

Teniendo en cuenta la inminente aplicación del Acuerdo Comercial entre Colombia y la Unión Europea (UE), en Brigard & Urrutia, en colaboración con la Delegación de la UE en Colombia, hemos planeado una metodología con el propósito de dar a conocer de manera clara y concisa los aspectos clave de este Acuerdo.

Antes de comenzar con el análisis de cada capítulo, a continuación presentamos un resumen de sus puntos más esenciales.

¿Por qué un Acuerdo Comercial con la Unión Europea?
La UE es un actor clave en la economía mundial y, por tanto, un mercado especialmente interesante para Colombia. Con una población de más de 500 millones de consumidores, sus 27 Estados Miembros generan alrededor del 28,2% de la producción mundial y su Producto Interno Bruto (PIB) ronda los USD 17,578 billones. Esto  convierte a la UE en la mayor potencia comercial del mundo, generando la cuarta parte de la riqueza mundial. Adicionalmente, la UE es el primer importador mundial de bienes y servicios (USD 1,673.318) y el segundo socio comercial de Colombia y un inversionista clave.

Este Acuerdo, por tanto, permitirá a los empresarios colombianos tener una relación comercial preferencial y permanente con un mercado de alto poder adquisitivo, así como la posibilidad de importar las materias primas, insumos y maquinarias necesarias para repotenciar sus empresas libres de aranceles o con tarifas preferenciales (todos los productos industriales europeos quedarán libres de aranceles al final del periodo de transición de 10 años). Asimismo, cabe destacar que en temas de inversión, países europeos como Holanda y España, ocuparon casi el 35% de los capitales extranjeros (excluyendo reinversión de utilidades y sector petrolero) que ingresaron a Colombia en el 2011.

¿Cuáles son los principales resultados del Acuerdo?
Este Acuerdo busca profundizar la liberalización del comercio de bienes y servicios entre Colombia y la UE por medio de compromisos recíprocos adicionales a los establecidos bajo la OMC. Es un Acuerdo que va más allá de los temas puramente comerciales y recoge compromisos sobre desarrollo sostenible, propiedad intelectual, obstáculos técnicos al comercio (OTC), los servicios y como esencial, una cláusula en materia de derechos humanos.   

A diferencia de otros acuerdos, este Acuerdo Comercial no es un tratado bilateral entre Colombia y la UE ni un Acuerdo de Asociación entre la UE y la Comunidad Andina, sino que se trata de un Acuerdo  Multipartes que por el momento incluye a Perú y a Colombia, pero que está abierto al ingreso de los otros países de la Comunidad Andina,  Bolivia y Ecuador. El Acuerdo Comercial suscrito con la UE busca fundamentalmente, por un lado, otorgar un trato preferencial para que productos y servicios de cada Parte ingresen con ventajas a cada mercado, y por el otro, reducir las barreras no arancelarias al comercio de bienes y servicios. Puntualmente, la reducción de barreras no arancelarias se traduce en regulaciones que facilitan el comercio, en temas tales como medidas sanitarias y fitosanitarias, inversiones, asuntos laborales, disposiciones para el medio ambiente, y propiedad intelectual, entre otros. En concreto, algunas de las oportunidades para Colombia y los operadores económicos colombianos ofrecidas por el Acuerdo Comercial son las siguientes:

• Acceso al mercado más grande del mundo. Para bienes industriales, incluida la pesca, el 100% las exportaciones colombianas tendrán arancel 0 a la UE desde el primer día de la entrada en vigor del Acuerdo Comercial.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.